Mi prueba de la toile en DE ARROYOatelier.

Hace algunos días os decía que DE ARROYOatelier. ha diseñado y confeccionado mi vestido de novia. También os conté cómo fue mi segunda visita (la primera fue para conocerlas) en la que nos dedicamos a tomar medidas y plantearnos el diseño del vestido.

Hoy quiero centrarme en la tercera visita a su atelier de Madrid, en la que la protagonista de la tarde fue la prueba de la toile. Mariló y Petra me recibieron, como siempre hacen, alegres y entusiasmadas, dispuestas a sacar lo mejor de mí.

Imagino que algunas de vosotras ya sabréis lo que es y en qué consiste esta prueba, pero habrá otras que no tengáis ni idea y que estéis interesadas en conocer un poquito más al respecto. Yo he de reconocer que hasta que no me hablaron en profundidad al hacerme el vestido, solo tenía nociones básicas. Sabía algo por una amiga, que me había dicho que a ella también se lo habían hecho. Pero poco más.

¡Así que vamos a descubrirla!

La toile es una palabra que viene del francés y designa el prototipo de una prenda hecho en una tela de muselina por lo general. También se llamó “gasilla”.

Se trata de un boceto en tela sobre la que se plasma el patrón inicial y con él se realizan las primeras pruebas sobre el cuerpo de la novia hasta dar con el diseño perfecto. En la toile se corta, se marca y se descose sin la preocupación de dañar el tejido, que en estos vestidos es delicado y valioso.

Por ello, se realiza sobre una prenda de prueba, un tejido más barato que el tejido de la prenda final con el fin de probarla, ajustarla y realizar todos los cambios necesarios del diseño hasta dar con el resultado final.

La diseñadora y modista tiene libertad total para realizar correcciones sin límite (coser, descoser, cortar, marcar, cambiar…) y modelar volúmenes, vuelos o abullonados.

También se hace porque a veces lo que se plasma en papel puede no quedar del todo bien sobre la novia, por lo que es especialmente útil ver todo antes de cortar la prenda y poder hacer todos los cambios que se quieran. Se ven los largos de las prendas, los volúmenes, se ajustan las pinzas, las colas, los escotes, etc., y a la vez se va combinando la prueba de los tejidos finales para ir haciéndose una idea general.

Hasta aquí qué es. Y ahora quiero contaros cómo fue mi prueba de la toile.

Como os decía antes, en DE ARROYOatelier. me dieron la bienvenida con la mejor de sus sonrisas y con muchas ganas de ponerse manos a la obra con el vestido de mis sueños. Un espíritu de trabajo y positivismo que contagian.

Ya habían pasado a tela el boceto que vimos el día anterior, por lo que pude probarme algo tangible y verme con ello puesto. Lo que me permitió hacerme una idea bastante fiel de cómo iba a ser el diseño.

Sabemos que luego la tela es otra y el resultado final va a cambiar, pero me sirvió de ayuda para visualizarme delante del espejo. La verdad es que esta sensación es única y por mucho que la intente explicar, solo se entiende cuando lo vives en primera persona. Simplemente deciros que fue muy especial y emocionante. Seguro que muchas sabéis de lo que hablo.

Mientras yo me observaba todo el tiempo, Petra y Mariló se centraron en ajustarlo, entallarlo, ver posibles formas, idear…También me mostraron la tela definitiva de mi vestido y me la colocaron encima para poder visualizar el efecto final.

El resultado no puede gustarme más. Pero hasta aquí puedo leer (mejor dicho, escribir). Seguiré informando…

Ahora os toca a vosotras contarme si conocíais esta prueba, si la habéis realizado ya, si estáis buscando atelier de novia, si tenéis claro cómo queréis que sea vuestro vestido, si ya lo tenéis, que fue importante para vosotras a la hora de hacerlo o elegirlo…

4 comentarios en “Mi prueba de la toile en DE ARROYOatelier.”

  1. Te imagino en la prueba y me alegro mucho de disfrutaras el momento y estés así de contenta con el diseño y la tela seleccionada. A seguir guardando el secreto y a disfrutar del resto del recorrido hasta que llegue el día de la celebración. Un besazo

  2. Buenas. Si yo había ido donde Lorenzo Caprile y nos lo explicó. Al final me decante por un pronovias. Ya sabes la crisis. Pero es muy bonito. Espero que al final te salga todo bien. Besos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.