Ángela y Luis #YaSeHanCasado

Hoy os acercamos otra de las bodas del Covid, celebradas durante la pandemia en 2020, concretamente el pasado 5 de septiembre.

Tras 8 años y medio de relación, nuestros protagonistas de hoy (Ángela y Luis) decidieron celebrar su amor en la finca El Hormigal, bajo la atenta mirada de sus 90 invitados, que no dudaron en vivir con ellos su gran día.

Hoy, la pareja toma la palabra y nos cuenta sus preparativos y cómo fue la boda. Además, nos acerca las fotos más significativas de ese día.

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?

Después de todo, fue un momento de relajación y diversión. Dejamos atrás todos los nervios de cancelaciones, malas noticias, cierres de fronteras, para disfrutar de la celebración de nuestro amor con los seres queridos que pudieron venir.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

No cambiaría nada. Muchas veces he pensado que si pudiese volver atrás no cambiaría nada de la boda, porque salió perfecta (aunque perdimos 30 minutos gloriosos, que ya te contaré más adelante) y si volviese atrás querría revivirla tal y como fue (aunque recuperar esos 30 minutitos no estaría mal)

¿Qué fue lo más tediosodel proceso de preparación y organización?

Todo se quedó oculto cuando apareció el Covid, lo que nos molestaba era la horrible pandemia. Empecé a ver que ya no eran importantes cosas que antes les había dado importancia como el dress-code de los invitados, el viaje de novios, los regalos, los zapatos y demás… Lo importante era poder celebrarlo y estar todos para disfrutar y recordarlo con cariño y buenos recuerdos.

¿Y lo que menos?

Llevarlo todo en un cuaderno me resultó de gran ayuda, así que iba escribiendo precios, y sentimientos hacia los tocados, zapatos o vestidos que veía, e incluso los dibuja o imprimía fotografías. Eso me relajaba y hacía que me sintiese más segura ante todo.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

Mi vestido fue completamente diseñado por mí. Después de inspirarme probándome en unos sitios y otros para ver cual me gustaba y no encontrar ninguno perfecto, decidí que lo que yo quería estaba en mi cabeza y que tenía que encontrar a alguien que lo hiciera realidad.

En la modista, decidí los tejidos y la forma.  Llevé un vestido base en crepe con escote en la espalda, manga por encima del codo en plumeti con adornos tanto en la espalda como en la manga de flores bordadas, sin cola y con una raja en la pierna para ir cómoda; y luego una falda de tul de plumeti con cola para la ceremonia.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

Nos prometimos en diciembre y nada de esto se sabía. Cuando en marzo nos encerraron decidimos seguir adelante pensando que sería unos días. Al ver la magnitud del problema decidimos relajarnos con el tema boda porque en el mundo estaban pasando cosas horribles. Nos dimos hasta junio para decidir y fue entonces cuando decidimos tirarnos a la piscina de cabeza y seguir adelante.

Cuéntanos alguna anécdota de vuestro gran día

Mi gran anécdota va relacionada con el coche de boda. Mi beetle blanco fue el coche de la boda y para decorarlo había comprado unas flores y había cogido de mi jardín unas tiras de planta verde y enredadera.

Para decorarlo había que esperar a llegar a la finca porque si no, se iba a volar todo por el camino y además antes del día había que lavar el coche para que estuviese perfecto. Bueno pues todo se torció. Nos vemos el día B en la hora H sin el coche limpio.

Minutos antes de salir de casa, mi padre se puso a lavar el coche. A la hora de salir, estábamos todas vestidas menos él que estaba frotando el coche. En ese momento, decidí tomármelo con humor, porque los nervios pueden hacernos discutir, y un día tan bonito no podía empañarse por ese detalle. Así que llegué 30 minutos tarde a la finca, con el coche sin decorar pero suuuper limpio. Meses después sigue reluciendo.

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda?

Cada uno tiene su idea de boda ideal. Hay personas que lo que quieren es montar la fiesta del año además de compartir su amor y otras quieren celebrar su amor con los que puedan asistir. Y este fue nuestro caso.

¿Habéis hecho viaje de novios?

Nuestro viaje de novios fue a Fuerteventura y Lanzarote. Estuvimos completamente solos en las islas y disfrutamos de unos días de relajación después del estrés de preparar una boda-covid.

También nos enumera a algunos de sus proveedores de confianza, por si os resulta útil:

Desde aquí, os deseamos que seáis muy felices en este nuevo camino. ¡Gracias por participar en nuestro blog!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.