Iago y Paula

Paula y Iago #YaSeHanCasado

Paula y Iago son ejemplo de que es posible casarse en plena pandemia. Esta pareja contrajo matrimonio el pasado 15 de agosto tras 11 años y medio de relación, bajo la atenta mirada de 79 invitados. Familiares y amigos que no quisieron perderse su gran día y que asistieron sin miedo, dispuestos a pasarlo bien.

La suya fue una ceremonia civil celebrada en el Ecohotel Nós, en Silleda, donde también tuvo lugar la cena y posterior fiesta.

Desde aquí quiero agradecer a ambos la participación en el blog. Además, sus respuestas nos ofrecen un enfoque diferente, ya que no nos limitamos a conocer la opinión de la novia (como en la mayoría de entradas) sino que el novio también ha querido ofrecer su punto de vista. Muy interesante, sí señor.

¡Gracias Iago por formar parte! Desde aquí animo a que más novios se animen a escribirnos, dar su opinión, mostrar sus sentimientos. Este blog es para todos.

También quiero dar las gracias a mi amiga y compañera Uxía, que fue la persona que me puso en contacto con Paula. Ahora sí…comenzamos a revivir su boda:

¿Cómo recuerdas el día de tu boda?

Como el día más feliz de nuestra vida. Es un cliché, pero es real. Las emociones estaban al límite después de todo lo vivido los meses previos y cuando dejó de llover a unas horas de la ceremonia y todo empezó a salir rodado, sólo tuvimos la cabeza en disfrutar. Fue un día muy emotivo, la gente disfrutó mucho y reímos y lloramos como niños durante todo el día. Pasó tan rápido que al día siguiente cuando nos levantamos, no nos parecía que hubiera sido real y que ya se hubiese acabado.

Opinión del novio: Todo salió tal cual lo planeado. Después de dos años preparando tantos detalles, ver que pudimos llevar todo a cabo, fue un sueño.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Cuando ves las cosas a agua pasada, como suele decirse, siempre ves algún pequeño detalle que podrías haber hecho de otra manera. Pero eso, solo lo sabes después de haberlo experimentado. Yo creo que lo único que cambiaríamos todos, desde nosotros a nuestros padres y damxs de honor sería disfrutarlo desde el minuto uno, porque la amenaza de lluvia y las novedades hasta el día previo del coronavirus nos tenían con los nervios al límite.

Opinión del novio: siempre fui el optimista sobre que todo iba a salir bien, que las medidas por el covid nos permitirían hacer lo que teníamos pensado y que no iba llover. Pero a una semana de la boda todo parecía ponerse cuesta arriba, entonces esa última semana, si llego a saber que todo saldría a la perfección, la habría disfrutado mucho más.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización?

A nivel general y al no tener una wedidng planner, tener que encontrar y cuadrar nosotros solos a todos los proveedores. A día de hoy, el mundo de las bodas es tan amplio y hay tantas opciones que te vuelves un poco loco. Nosotros preparamos la boda a dos años vista y al principio todo iba muy poquito a poco, pero en los últimos meses se juntaron todo el trabajo y las decisiones importantes con el coronavirus, la cuarentena y todas las dudas que eso conllevó.

Opinión del novio: la sensación de no avanzar con los preparativos hasta que faltaban unas semanas. Teníamos reuniones con todo el mundo: fotógrafa, vídeo, probabas el traje, decidías los regalos, la decoración… Pero siempre volvías a quedar para una nueva reunión más adelante para concretar más detalles. Esa sensación de nunca tener nada cerrado hasta unos días antes podía conmigo.

¿Y lo que menos?

Para mí, elegir el vestido, peluquería y maquillaje. Lo tenía tan claro desde el principio que fue lo más rápido y más fácil de disfrutar. Para algo, lo más fácil y de lo que más ganas tenía fue de probar el menú, las decisiones culinarias se las dejé más a él, que es lo suyo.

Opinión del novio: elegir todo. Ella era la que siempre quiso casarse y tener una boda como siempre soñó. Así que si solo había que ir cumpliendo su lista de deseos en todo lo que se pudo. Participar en cumplir ese sueño, es el propósito número uno desde el momento de la pedida.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

Desde que me probé el primer vestido blanco para mi comunión sabía que quería repetir algún día con el de novia. Siempre me han gustado los vestidos corte princesa, con un tul suave y un encaje sencillo y con nada de brillos, con el que poder dar vueltas como hacía siempre que me ponía un vestido de niña. Creo que en ese sentido no sorprendí a nadie porque todo el que me conozca sabe de qué pie cojeo. También tenía claro que quería un Rosa Clará, mi diseñadora estrella para vestidos de novia.

Opinión del novio: estaba impresionante.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

La verdad es que tuvimos muy claro desde el principio que íbamos a tirar para adelante mientras fuera legal y seguro. Como ya dijimos, llevábamos dos años con la preparación de la boda y un tercero se nos iba a hacer muy cuesta arriba. Queríamos hacerla y seguir avanzando en nuestra vida en pareja, así que tiramos para delante. Al principio de la cuarentena y con tanta desinformación, veíamos agosto tan lejos que llegamos a pensar que para aquellas estaría solucionado. Después, con la llegada de las fases y en el momento en que se permitió la parte de baile y DJ en la boda, tuvimos claro que manteníamos hasta el final, adaptándonos siempre a lo que nos exigieran los proveedores y el restaurante, que estaban muy pendientes del protocolo. Incluso el día antes tuvimos un susto, cuando anunciaron las medidas de cerrar restaurantes a la 1 de la madrugada. Nuestra boda era de tarde y ya te puedes imaginar el susto que nos llevamos a menos de 24h de la ceremonia, pero por suerte todo ha salido bien. La gente tiene muy interiorizado el uso de geles y mascarillas y no supuso un impedimento para poder disfrutar del día. Incluso repartimos mascarillas personalizadas con el logo de nuestra boda para hacerlo algo más ameno.

Opinión del novio: lo peor era organizar todo de una manera y que la semana siguiente pudiese salir una normativa nueva, que obligase a reajustar todo. Tuvimos que pensar la boda para 4 aforos diferentes, esperar para ver si podíamos salir del país para la luna de miel hasta el día anterior…

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda?

Que si era lo que necesitaban para estar tranquilos hicieron lo correcto. Si  no iba a ser la boda de sus sueños, si no iban a estar cómodos o no podían esta acompañados de la gente que querían, hicieron lo que habríamos hecho todos en sus lugar. Nosotros  tuvimos la suerte de ser una boda pequeña desde el principio y de que toda la gente que necesitábamos con nosotros ese día se sintió lo suficientemente segura con las medidas que ofrecimos  para poder venir. Una boda es una fiesta y al final se trata de disfrutarla cuando mejor convenga para todos.

Opinión del novio: nosotros pudimos celebrarla porque nuestros invitados querían seguir adelante porque lo veían factible y todos los servicios contratados nos ayudaron un montón. Si otras parejas no tenían esa seguridad, que fuese a faltar alguien de la familia por motivos de salud o no poder tener el sitio que les gustaba por aforo… mejor aplazarla.

También han querido compartir en qué proveedores confiaron para su gran día:

Por último, también quiero aprovechar esta entrada para transmitir un mensaje optimista en cuanto a los viajes de novios. El ejemplo y la experiencia de Paula y Iago, que viajaron a Maldivas este mes de agosto, demuestra que podemos seguir soñando con nuestra luna de miel deseada porque quizá sea posible llevarla a cabo. Lo importante es no tirar nunca la toalla.

El viaje, al igual que la boda, decidimos mantenerlo, siempre que fuera posible y seguro. Sabíamos que nuestro destino era algo factible en esta situación, una vez abrieran fronteras. Si hubiéramos optado por un turismo de excursiones, paseos, ciudades etc lo habríamos cancelado desde el principio, pero es que una playa de un hotel privado en Maldivas está mucho menos saturada que una playa normal cualquier día de verano en Galicia, y si eso lo hacíamos sin ningún tipo de duda por qué no esto. Lo que no contábamos era con tenerla sola para nosotros. De un hotel con unas 100 habitaciones, solo estábamos 8 parejas como máximo, la mayoría españoles que readaptaron su luna de miel. Era difícil toparse con alguien, las medidas se cumplían más que en cualquier sitio al que pudiéramos ir dentro de España. Fue como estar en un mundo aparte. Lo que más respeto nos daba eran los vuelos, por ser tan largos y porque al final tu seguridad depende de que todos a tu alrededor cumplan con las medidas impuestas. Pero las compañías estaban muy preparadas, en algún vuelo íbamos hasta con distancias y la parte internacional de los aeropuertos está más vacía que un centro comercial entre semana. Cuando volvimos a Galicia nos hicimos la PCR para poder seguir la vida con ”normalidad” y todo salió bien. Seguimos alucinando con la suerte que tuvimos de poder llevar todo acabo y estar todos sanos, que no deja de ser lo primordial.

5 comentarios en “Paula y Iago #YaSeHanCasado”

    1. Hola Sara, muchas gracias por tu comentario y bienvenida al blog! Ojalá te sigas pasando por aquí. No sé si eres amante de las bodas, ya estás casado o quieres casarte algún día. Me gustaría mucho tenerte como lectora 🙂 Me alegra que disfrutaras al máximo de la boda de Paula y Iago. La verdad es que sí, por las fotos se evidencia que fue un día mágico y super especial. Un abrazo.

  1. A pesar de que, como explican los novios, el proceso ha sido duro y rodeado de incertidumbre todo ha valido la pena. Ha sido una boda mágica que ojalá pudiéramos repetir! Gracias a los novios, por hacernos vivir un día inolvidable ❤️

    1. Hola Marta, encantada de saludarte y leerte por el blog 🙂 Gracias por animarte a comentar. Estoy segura que para los novios los invitados jugasteis un papel clave en su día. Las fotos reflejan lo bonita que fue la boda. Un abrazo y ojalá te sigas acercando al blog.

  2. Pingback: Marina y Manuel #YaSeHanCasado - Una boda deseada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.