Jerónimo Ors, de Cométicos Paquita Ors, ha cambiado mi vida

Conocí la marca Paquita Ors gracias a una de mis mejores amigas, que llevaba un tiempo usándola y me la recomendó. – Te va a cambiar la vida, estos productos marcan un antes y un después, me dijo. ¡Y cuánta razón tenías, amiga!

Y es que yo llevaba mucho tiempo dando palos de ciego sin ninguna solución. No terminaba de encontrar cremas y champús que encajaran con mi cara y cabello. Y esto es un problema, ya que se pierden muchos recursos: mucho dinero hasta dar con aquel que sí te sirve y, sobre todo, un tiempo muy valioso. He probado mil cremas de marcas buenas (y caras), otras de farmacia, para pieles sensibles, he comprado champús para caspa, champús ph neutro, gamas sin parabenos, etc.

Siempre he tenido una piel muy delicada, pero ahora más que nunca. Seguro que muchos/as me entenderéis. Los nervios, el estrés, la angustia se reflejan en nuestro estado de ánimo, de salud y también en la cara (que es el espejo del alma) y en el pelo.

Estos meses atrás mi piel y cabello están sufriendo más que nunca. El uso de la mascarilla está afectando mucho. También influye la alimentación, el cansancio acumulado… Por ello, me urgía dar con un experto que me ayudara y asesorara, ya que, como os decía antes, he probado todo, sin dar con algo que de verdad me ayude, me sirva y corrija lo que busco: calmar mi piel, evitar las marcas, los granitos y equilibrar la grasa y sequedad de mi pelo.

Y no solo quiero verme bien para la boda, también quiero sentir que me estoy cuidando en general, para mí, para siempre. Por estética, sí, pero también por salud.

Y esa es la sensación que sentí cuando atravesé la puerta de Paquita Ors en Madrid (ubicada en la céntrica calle Velázquez, 20) y me recibió Jerónimo, el dueño junto a su madre Paquita. Desde el primer momento supe que estaba en buenas manos (en las mejores).

Mi experiencia personal en Paquita Ors

Entrar en Paquita Ors es una experiencia única, es un viaje en el tiempo, es historia, es tradición.

Tiene una estética muy peculiar, muy cuidada, que me recuerda a las auténticas boticas y farmacias antiguas. Las paredes y el techo están pintados a mano con frescos, ofreciendo un aspecto único y muy original. Disponen de multitud de sillas, que refleja lo solicitado que resulta tener una cita con Jerónimo. Aunque si solo deseas comprar los productos, puedes acudir a la tienda sin cita, ya que sus empleadas te atenderán de una forma cercana y muy cuidada.

Una de sus principales señas de identidad, que les hace únicos, es que ofrecen un examen gratuito en el que valoran tu piel, tu pelo o lo que necesites y te ofrecen un diagnóstico totalmente personalizado. Luego ya con eso, tú decides libremente si quieres o no comprar los productos recomendados.

Yo nunca me había encontrado con una persona así, tan carismática, tan entendida de lo suyo, tan pragmática, tan acertada. Y es que a Jerónimo le bastó con ver mis mejillas y mi mano para saber mis dolencias y puntos flacos. Me sorprendió cómo acertó en todo lo que me dijo, no solo acerca de mi piel y pelo, sino que adivinó algunas dolencias de salud que he tenido en el pasado.

Además de recomendarme una serie de productos para combatir los problemas actuales que tengo en mi cara y pelo, me indicó cómo debía aplicármelos y me sugirió el cambio en algunos de mis hábitos (relacionados con alimentación y ejercicio) que podían ayudarme a mejorar.

También me indicó volver a verle en un mes para realizar un seguimiento y ver cómo evoluciono. Y es que si voy bien, mantendré mi actual tratamiento, pero al verme en persona, podrá reconducirlo en caso de necesitar algún cambio.

Se nota su dilatada experiencia y profesionalidad al ser uno de los farmacéuticos más recomendados a nivel nacional. Sus manos (y las de su madre) han tratado con éxito a las personalidades más ilustres de este país y a miles de personas, que recomiendan sus servicios.

Otra de sus ventajas son los precios, que resultan muy económicos, teniendo en cuenta lo bien que funcionan y resultan. Una vez los pruebas, nada vuelve a ser igual. ¡No querrás otros!

Disponen de tienda online, por lo que puedes realizar cómodamente tu pedido a través de su página web. Cuentan con una amplia variedad de productos pensados para combatir el envejecimiento, cuidar la piel de la cara y del cuerpo, protegerla del sol, etc. También ofrecen diversos tratamientos capilares, una línea dedicada al color y maquillaje, productos pensados para el hombre, etc.  

La historia de Paquita Ors

Para entender la filosofía, valores y señas de identidad de la marca hay que conocer su historia. ¡Allá vamos! Creo que es especialmente interesante.

Jerónimo es hijo de Paquita Ors, fundadora y actual presidenta de la marca,  que ha sido desde siempre una mujer singular y adelantada a su tiempo. Paquita se licenció en farmacia y comenzó a trabajar en su farmacia de Valencia, que estaba situada en una zona muy popular, lo que le hizo tomar consciencia de la importancia de adaptar los precios al nivel adquisitivo de las personas, una máxima que siguen hoy en día, ya que los precios de esta firma de cosmética siguen siendo muy competitivos a día de hoy. 

Ya en esta época, las personas presentaban grandes problemas y deficiencias en la piel. Además, la cosmética no estaba desarrollada y había muchas deficiencias sanitarias. Esto hizo ver a Paquita que podía ofrecer productos que ayudaran a sus clientes, la mayoría trabajadores, a proteger la piel y a cuidarla. Así es como comenzó a diseñar y formular sus primeros cosméticos, que producía de una manera artesanal.

No fue hasta los 80 cuando la cosmética dio un paso de gigante. En estos años, se produjo un enorme avance en los estudios acerca del metabolismo de la piel, las vías de penetración y la forma en que actuaban los principios activos al traspasar la epidermis. También se desarrollaron un enorme número de materias primas de una gran pureza, muchas de las cuales venían incluso directamente del campo farmacéutico. Pero, sobre todo, se perfeccionaron las formas de extracción, estandarización y purificación de extractos vegetales, lo que permitió la utilización de principios activos botánicos con un perfecto control.

Fue entonces cuando Paquita decidió formar una empresa ya de forma industrial, aunque siempre a pequeña escala. Una empresa que fabricara cosméticos de una alta especificidad y eficacia, pero manteniendo siempre unos precios asequibles. Para ello, y a diferencia de las grandes marcas, prescindió de envases sofisticados, publicidad y de la enorme parafernalia que muchas veces rodea a la cosmética. Confiando solamente en que la potencia de los productos, junto con un cuidadoso análisis de la piel, sería una fórmula segura de éxito. Y así ha sido. Una de sus mejores armas ha sido el “boca a boca”, ya que muchas de sus clientas vienen recomendadas por otras amigas y conocidas.

De hecho, hoy en día, muchas personas acuden desde diferentes puntos de España a sus tiendas (ubicadas en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza y Fuengirola) buscando, en primer lugar, el diagnóstico detallado y personalizado que ofrecen, y también los productos que mejor van con ellas y con su interés concreto. 

A finales de los ochenta, su hijo Jerónimo se incorporó a la empresa como director técnico, permitiendo aumentar las líneas de investigación y desarrollo, que se materializan hoy en día en más de 700 formulaciones que el laboratorio produce y distribuye.

Desde este blog, os recomiendo mucho Paquita Ors. Una vez conoces la marca, no puedes vivir sin ella, y sin sus productos. ¡Te cambiarán la vida!

2 comentarios en “Jerónimo Ors, de Cométicos Paquita Ors, ha cambiado mi vida”

  1. Me alegro mucho de que te gustara mi recomendación 🙂 La verdad es que es súper importante el cuidado de la piel y es muy difícil encontrar gente que te asesore bien. Fantástico post!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.