Novias con corsé

Si hace algunas semanas en este post os hablábamos del auge que estaban experimentando los vestidos palabra de honor, hoy os queremos acercar una tendencia que está muy vinculada a este tipo de cortes: el corsé.

Entendemos que habrá detractores y también defensores, pero lo que es cierto es que una realidad de la que tenemos que hablar, ya que estará muy presente en futuras bodas.

Hoy os acercamos algunas características de este tipo de pieza, por si os gustan y queréis tenerlas en cuenta para vuestro gran día.

Personalmente no terminan de encajarme del todo, ya que, como sabéis, siempre me han gustado más los vestidos sencillos, de tejidos lisos, que los que llevan encaje u otro tipo de ornamentación.

Además, prefiero otro tipo de escotes (como halter, manga larga…) antes que el palabra de honor. Pero, como en todo, ¡para gustos, los colores!

  • Los vestidos con corsé suelen ser, sobre todo, de encaje, aunque también puede haberles lisos, pero por lo general suelen ir con muchos detalles en cuanto a tejidos, encajes, brocados, dibujos…
  • Las novias que suelen optar por corsé ajustado en la parte de arriba, también suelen apostar por faltas de gasa, cortes en A o princesa, para ganar volumen por la parte de abajo.
  • Se recomiendan sobre todo a novias que quieren realzar el busto, pero aconsejamos, para evitar el efecto horrible de poca sujeción y tener que tirar para arriba, que las novias que lo elijan tengan poco pecho.
  • Las novias suelen perder peso los días antes de la boda. Por lo que, para este tipo de corte, aún más, se hace necesario que la última prueba sea muy cerca al día de la boda, ya que este tipo de corsés hay que llevarlos muy prietos porque si no, producen un efecto abierto muy feo. Deben llevarse ajustados.
  • Ideales para novias atrevidas, que buscan impactar y llamar la atención, ya que es una pieza especial, que produce un efecto muy sexy.
  • Si el corsé ya es una pieza muy especial, con bastante adorno, recomendamos optar por el tul para la falda, ya que creemos que es “too much” que también la parte inferior sea de este tejido. La falda de tul aligera bastante “el peso” de un corsé en encaje.
  • El corsé va a ser el punto más importante del vestido, la pieza que más llame la atención, por lo que nuestro consejo sería no dotar al look de muchos más elementos. Elije unos pendientes o tocado bonitos y poco más. ¡Somos fans del menos es más!
  • El corsé ya hace las veces de ropa interior, por lo que una de las ventajas es que tendrás que desentenderte de la tediosa tarea que supone muchas veces buscar ropa interior que se ajuste a la forma de tu vestido de novia y a las necesidades de tu cuerpo, sin marcas. El hecho de apostar por este tipo de vestidos te facilitará esta tarea.
  • Por la estética de este tipo de vestidos, resultan idóneos para bodas con un punto elegante, sofisticado, glamuroso, con un concepto muy americano. Pero también con un punto vintage.
  • Suelen ser elegidos por novias con mucha personalidad, que no quieren apostar por vestidos muy comunes, sino por dar un toque atrevido y diferente a su look nupcial. Las más innovadoras, incluso, podrán optar por llevarlo incluso con pantalones. ¡No existen reglas escritas para esta pieza!
  • Si esta pieza es independiente del vestido quizá puedas darla una segunda vida para otros eventos, convinándonolo con faldas o vestidos.

Y a vosotras, ¿os gustan? Os leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.