María y Luis #YaSeHanCasado

Estamos de nuevo por aquí con la sección #YaSeHanCasado, que sabemos que tanto os gusta.

Hoy os acercamos la boda de María (de María Ferguer Interiors) y Luís en Ermita de la Santa Vera Cruz y en la Casilla de madera el pasado 5 de junio tras 7 años de relación. ¡Arrancamos!

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?

Nuestra boda fue planteada en el exterior, ya que cogimos una finca con unos jardines muy bonitos, la opción de interior ni la miramos simplemente sabíamos que estaba ahí en caso de emergencia. El día anterior habían amenazas de una Dana que auguraban lo peor en ese día, aunque nosotros teníamos mucha confianza en que todo saldría bien. Yo solo pensaba por favor que todo esté montado en el exterior y que la lluvia haya pasado ya…el catering sabía que teníamos mucho deseo de tener el montaje en el exterior, así que así lo hicieron, aunque cuando estaba todo montado empezó a llover y tuvieron que moverlo todo deprisa y corriendo al interior. Cuando nosotros llegamos, había parado la lluvia así que movieron rápidamente todo el cocktail para hacerlo en el exterior, era una boda mas tipo cocktail y solo había dos platos sentados. La habíamos planteado como una feria, queríamos mucha fiesta desde el momento que llegásemos a la finca y así fue. Teníamos muchos invitados que vivían en el extranjero y familia del novio (México) que no les permitieron la entrada al país. Solo algunos pudieron venir, pero aun así lo pasamos muy bien ese día, ya que los que estuvieron tenían muchísimas ganas de celebrar.

¿A qué medidas en materia de movilidad, aforo y barra libre os habéis tenido que acoger?

En ese momento el aforo en exterior se había extendido, pero nosotros planteamos la boda con las medidas de restricción de unas semanas antes que eran 150 invitados en exterior e intentando ser responsables intentamos que no fueran más de 130 invitados, dejamos muchas invitaciones que teníamos preparadas sin entregar a los invitados. En tema de la movilidad, habíamos vivido muchos años en Londres y teníamos amigos allí que no pudieron asistir al igual familiares y amigos que viven en México no pudieron asistir. En tema de barra libre al ser en exterior todo fue más simple, ya que en ese momento se podía en exterior.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Durante el día todo fue bastante improvisado, aunque planees las cosas si luego no hay nadie allí controlando todos esos detalles las cosas no van saliendo como las piensas así que cogería una wedding planner para que en el día de la boda se encargue de coordinar invitados, proveedores etc. Quizás también intentaría retocarme y peinarme de vez en cuando ya que salgo en todas las fotos y videos completamente demacrada ya que no pare de dar saltos desde que llegamos.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización? ¿Y lo que menos?

El Covid fue lo más tedioso con diferencia, el numero de veces que teníamos que cambiar de fecha, dejarlo todo hasta ultima hora sin saber si podríamos hacer la boda o no con la dificultad que eso suponía para los invitados que venían del extranjero.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

La verdad que con el vestido nunca estuve preocupada, me gustan mucho las antigüedades, las mezclas de tejidos y en el taller de Inés encontré un rincón lleno de tesoritos que con cualquiera de ellos habríamos podido hacer el vestido perfecto. De profesión soy diseñadora de interiores, acostumbro a diseñar y hacer cosas a medida y cuando te dedicas a este mundo sabes quien tiene buen ojo y quien no. Inés lo tiene así que me daba tranquilidad ya que sabía que el resultado sería bueno. En la entrevista yo le comenté muchas cosas que me gustaban o no aunque iba muy abierta de mente a una idea que me encajase. Creo que fue un proceso muy simple ya que Inés tiene muchísimas opciones de tejidos y todo se dio fácil. Hicimos la segunda prueba justo antes del confinamiento y un año después el vestido estaba listo pendiente de últimos retoques.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

La verdad que estábamos muy indecisos hasta el ultimo momento porque familiares del novio no podían venir de México y también teníamos muchos amigos en Londres a los cuales les resultaba muy difícil por las medidas tomadas en su país, además de todas las restricciones, vacunas y olas de las cuales estábamos pendientes así que dejamos la decisión hasta muy cercana la fecha.

Cuéntanos alguna anécdota de vuestro gran día. ¿Qué les dirías a todos aquellos novios que han optado por aplazar su boda 

Dos días antes de la boda desaparecieron los pendientes que llevaría el día de la boda, era lo único que tenia claro que me pondría desde el principio ya que eran los pendientes con los cuales se caso mi abuela y mi madre. Yo pensaba que aparecerían antes de la boda pero no fue así, la tarde antes mi cuñada “me secuestró” (eso me dijo) porque no me quería decir donde íbamos y me llevo a buscar unos pendientes. A las 9:50h compramos unos pendientes en el Corte Ingles de Tous normalitos de nácar y diamantitos por comprar algo sinceramente porque mi intención era o llevo los de mi abuela o ninguno. Ojalá hubieran aparecido porque eran preciosos además de ser muy especiales.

El tiempo fue protagonista de varias, entre ellas habíamos cogido un coche descapotable y aunque estuviera lloviendo un poco y había previsiones de lluvia decidimos llevar la capota abierta y disfrutar del momento, íbamos bailando bajo la lluvia. Cuando llegamos a la finca y vi todo montado dentro casi me da algo y me puse un poco triste pero inmediatamente hablé con Luis Alfardos y le dije que lo teníamos que sacar todo fuera si o si y que si hacía falta ponía a todos mis invitados a ayudar para que pudiéramos sacarlo todo, yo la primera! Imagínate la cara que se les habría quedado a los invitados si los ponemos a sacarlo todo pero bueno….yo estaba dispuesta porque disfrutásemos en el exterior. Ojalá también hubiéramos sacado las mesas de la comida.

A aquellos novios que han optado por aplazar su boda les diría que no se preocupen que su día llegara y llega más rápido que lo piensas porque no se como a pesar de aplazar la boda yo al menos lo deje todo para última hora como si no supiese desde hace 3 años de antelación que me casaba … el Covid ha cambiado muchas cosas en las bodas pero lo único que no ha cambiado es la ilusión con la que se vive ese día.

¿Habéis hecho viaje de novios?

Si, hemos estado en el Lago Como (esto fue improvisación de ultima hora ya que nos cancelaron nuestros vuelos originales a 2 semanas de la boda y salíamos de Suiza y decidimos pasar el fin de semana allí) y fuimos de safari a Kenia.

También nos han indicado quienes fueron sus proveedores.

  • Vestido: Inés Martín Alcalde
  • Zapatos: Aquazzura
  • Peinado: Rosacoral
  • Maquillaje: Robobbi (bobbi Brown)
  • Peinetas: Mdepaulet
  • Pendientes: Tous
  • Alianzas: Tiffany / Suarez
  • Traje novio: Silbon
  • Finca: La Casilla de Madera
  • Catering: Alfardos
  • Flores: Susana Sánchez
  • Fotografía: Claudia Arcal
  • Vídeo: Adrián Santana
  • Pañuelos y papelería boda: @tramobymariate

Gracias chicos por compartir con el blog vuestro día más especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.