La salida de la ceremonia, momento clave en vuestra #BodaDeseada

La salida de la ceremonia es uno de los momentos claves de una boda. No solo para los novios, que, por fin, han podido darse el “sí, quiero” y se han quitado ya los nervios y el estrés que muchas veces produce la ceremonia. Ese instante es muy emotivo, especial y único.

También para los invitados, que son testigos en primera persona y con una visión perfecta de este momento, en el que los novios posan ante los ojos de sus familiares y amigos, felices y radiantes, ya como marido y mujer.

Una realidad incluso más significativa para los novios del Covid, y que tomó una dimensión mayor, ya que este instante era el momento en el que se evidenciaba el “por fin lo hemos conseguido”, “por fin nos hemos casado”, “por fin hemos podido celebrar nuestra #BodaDeseada”.

Hace algunos meses, os dejamos este interesante post con algunas ideas como alternativas al arroz, para que podáis tomar nota, si así lo deseáis.

Pero hoy os queremos dar algunos consejos que creemos que es importante conocer, para garantizar que este momento sea mágico y se realice de la mejor forma posible:

  • En primer lugar, es importante que nombréis a una o varias personas para que se encarguen de estos temas: por un lado, de ir repartiendo a los invitados los paquetes de arroz, pétalos, flores, bengalas, globos (lo que sea) para que todo el mundo tenga el suyo y pueda lanzarlo a los novios, de cara a que las fotografías queden lo más bonitas posibles. También de hacer que los invitados se coloquen de forma ordenada en la puerta, dejando un espacio para la salida de los novios, un lugar privilegiado para que el fotógrafo se coloque. Asimismo, para recoger aquello que quede por en medio, sobre todo, en la Ermita o Iglesia, si la ceremonia es religiosa. Si es civil, en el propio espacio se encargarán de este servicio de recogida y limpieza.
  • Desde aquí somos más partidarios de las fotos espontáneas y naturales (ya que resultan más cercanas y creíbles) que aquellas posadas, que pierden un poco la esencia y el encanto.
  • Tened claro y trasladárselo a vuestros invitados para que lo sepan con antelación si en este momento habilitaréis tiempo para haceros fotos de grupo con ellos o si será durante el cóctel. Así evitaréis tener que decirles que no o aceptar y hacer que el timing de la boda empiece a retrasarse por esto.  
  • Al igual que para la entrada a la ceremonia, los novios escogen una pieza de música, aconsejamos hacer lo mismo para la salida, ya que es igual de especial (o más), por lo que asociaréis para siempre este momento con una melodía concreta.
  • Las parejas que tiene hijos aprovechan la salida de la ceremonia para involucrarles en este momento. Sin duda, un guiño especial, un gesto que evidencia que han entrado de manera individual, pero que salen como “una familia”. Si hay niños/as pajes, otra idea, sería que, al igual que de la entrada a la ceremonia, han formado parte, que también puedan hacerlo a la salida. ¡A los más pequeños les encanta ser protagonistas de este momento también! Y a sus padres, también.
  • Muchas veces se hace pesado para los invitados tener que esperar demasiado a que los novios salgan, por lo que nuestro consejo sería hacerlo de manera ágil y fluida, sobre todo, en bodas en las que hay lluvia o un calor excesivo, que puede poner en jaque que nuestros invitados estén a gusto.
  • Garantizad una buena foto solos vosotros en este momento, sin nadie más de fondo. Este es un tema que tendréis que hablar con vuestro fotógrafo para que lo tenga claro.

Y ahora os toca a vosotros contarnos: ¿Cómo vivisteis el momento “salida de la ceremonia”? Os leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.