Isabel y Eduardo #YaSeHanCasado

Isabel y Eduardo son los protagonistas de hoy de nuestra sección #YaSeHanCasado, un espacio que, según me decís, os gusta mucho, ya que es permite ver cómo se celebran bodas y también tomar ideas.

Descubrí su boda a través de Instagram y reconozco que cuando vi a Isabel, se me vino por razones obvias a la mente el vestido de Carmen Ordóñez en su boda con Francisco Rivera en 1973. Y es que Isabel tuvo claro que quería inspirarse en ella para su vestido.

Contrajeron matrimonio el pasado 14 de diciembre de 2019 en Cuevas de Almanzora (Almería) ante 430 invitados, por lo que no se les considera novios del Covid como tal, ya que su boda se celebró 3 meses antes de que estallara la pandemia.

Hoy toman la palabra y nos acercan su historia y nos cuentan como vivieron y celebraron su gran día. ¡Comenzamos con ellos!

¿Cómo recuerdas el día de tu boda?

Recuerdo ese día como si de hoy se tratara… Recuerdo que esa mañana mi madre se levantó más temprano para hacerme el ramo de novia y cuando me desperté, allí entraba ella con mi ramo. Mi hermana se encargó de ir a la iglesia y controlar que todo estuviera bien, mi padre también ayudando en los últimos preparativos y mi madre y yo desayunamos tranquilamente y después nos arreglamos para irnos al salón de belleza… Ahí empezó la magia… fue un día especial, un 14 de diciembre soleado, bonito… un día que no olvidaré nunca. 

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Puedo decir que a día de hoy no cambiaría nada, y si acaso, pequeños detalles, que se quedaron en el tintero por falta de tiempo.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización?

Puedo decir, que, desde ese 14 de diciembre, me hubiera vuelto a casar al mes siguiente… Para mí ha sido un camino de rosas porque me gusta mucho el tema bodas, por lo que disfruté mucho con los preparativos. Además, tenía muy claro todo o casi todo.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

Mi vestido, pues he de confesar que no tenía claro mi vestido, es más, no me visualizaba con nada. Tenía muchas ideas, pero algunas de ellas incompatibles entre sí.

Pero decidí visitar a Rubén Hernández, un diseñador alicantino. Y él supo cuál era mi vestido. Cuando visité su atelier junto a mi madre, ambas nos quedamos boquiabiertas de ver la cantidad de vestidos y con unos tejidos impresionantes… Hablamos un poco y él comenzó a dibujar. De ahí salieron tres bocetos y me decidí por uno de ellos, un abrigo abotonado por delante de corte evasé y en micado, con un bordado delantero 100% seda, con una cola interminable muy propia del diseñador. Fue inspiración Carmina Ordoñez, pues a mí, desde siempre, me gustaba una novia velada y un tocado rígido, similar a lo que llevaba la sevillana en su boda con Paquirri. De hecho, se lo comenté a Rubén, mientras dibujaba.

Al decantarme por el abrigo, el diseñador me aporto la idea de llevar un vestido más ligero para el momento del baile y así pudiera darlo todo hasta última hora de la noche.

El segundo vestido estaba confeccionado en crep, con un gran escote cuadrado en la espalda y manga larga con puños de visón y una pequeña cola, destacando una abertura delantera.

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que por el Covid han aplazado su enlace?

Les diría que pronto llegará su día, que hagan lo que ellos vean conveniente en cada caso, pero que cuando decidan celebrar su día, que lo disfruten al máximo, pues es un día maravilloso, un día muy feliz y especial.  También creo que, por la situación, es momento de hacer cosas diferentes e íntimas.

¿Cómo crees que serán las bodas a partir de ahora?

Pues sinceramente creo que todavía nos queda un poquito de tiempo para volver a lo que eran antes las bodas, pero estoy segura de que llegarán. También es cierto, que por mi zona, las bodas suelen ser con muchos invitados, por lo que veo más lejano volver a esas aglomeraciones, pero sin duda, volveremos a la normalidad.

También comparten con este blog quienes fueron sus proveedores:

1 comentario en “Isabel y Eduardo #YaSeHanCasado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.