Isa y Kike #YaSeHanCasado

Tras 4 años de relación, Isa y Kike pudieron darse el “sí, quiero”. Lo hicieron el pasado 6 de noviembre en Parroquia Arciprestal de Nuestra Señora de la Asunción, para posteriormente disfrutar de la celebración, junto a sus 215 invitados, en la finca era Palacio de Portocarrero, en Córdoba.

Isa es una de las propietarias de la empresa de fotografía y vídeo: Esif, y no ha dudado en compartir con nosotros su testimonio, así como las instantáneas de su gran día. Un día que recuerdan como mágico y muy especial, en el que pudieron vivir su amor y disfrutar al máximo de la compañía de sus seres queridos.

Desde aquí les damos las gracias por participar en nuestro blog Una Boda Deseada y les deseamos que sean muy felices en este nuevo camino juntos. Nos encantan vuestras fotos. Reflejan a la perfección la emoción, ganas y entrega de ese día.

¡Comenzamos!

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?

El 6 de noviembre me casé con España y con la Guardia Civil. Ver a Kike de uniforme, algo que siempre me dijo que no pasaría, fue para mi la emoción más fuerte que sentí aquel día.

Nuestra boda no fue solo el 6 de noviembre; todo empezó desde el viernes en el Monasterio de San Francisco, en Palma del Río, donde convocamos a todos los invitados para celebrar nuestra preboda. Fue un acierto total.

En el Monasterio nos alojamos nosotros, los amigos más cercanos y la familia. Esto fue una de las cosas que más ilusión me hacía: salir de la habitación y que todas las caras fueran conocidas. Fue una auténtica maravilla.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Una novia se casaba antes que nosotros, y nos retrasaron todo 1h… por lo que perdimos 1h de baile, ya que en el Palacio no se podía ampliar horas… Un fastidio, pero fue un festivalazo, así que me quedo con eso!!

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización? ¿Y lo que menos?

Compaginar mi tiempo para mis novias con mi tiempo como novia!! No he sabido priorizar, o sí, pero la cosa es que siempre las escogía a ellas, y dejaba mis cosas para el final… tuve un poco de estrés el último mes!!

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo

Mi auténtica estrella fue mi vestido, diseño de Diego Estrada. Siempre tuve claro que quería un vestido transformable, en dos piezas: un vestido sencillo, atemporal, en caída recta y cuello caja. Quería ir extremadamente sencilla y clásica, pero no quería renunciar a una cola, así que Diego confeccionó un chaleco en crepe con cuello alto, algo que me caracteriza mucho. Llevaba un entrelazado de tul en el pecho, porque siempre quise meter una segunda textura, y la espalda era en pico con una terminación en un lazo que le aportaba una dulzura inexplicable al diseño. Pero mi verdadera ­­­ilusión era la espalda: quería un diseño rompedor, diferente y personal. Y así, tras varias pruebas, dimos con mi “estrella” perfecta, con un botón joya en el centro de la misma, para darle un toque de luz en la espalda y en los puños. Me sentí realmente elegante, femenina y sencilla.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

Íbamos 100% convencidos a casarnos el 6 de noviembre con 215 invitados o con 10, que son los hermanos y padres. Esto lo decidimos a 1 año de la boda, viendo que no se iba a solucionar el panorama… Nos miramos a los ojos y nos dijimos que lo importante éramos nosotros y el comienzo de nuestra familia. Así que decidimos ilusionarnos con esa fecha, y, gracias a Dios, que aprieta pero no ahoga, pudimos celebrarlo como queríamos. De no haber sido así, habríamos seguido adelante con una ceremonia íntima en Madrid y, meses después, realizar la “gran boda” en Córdoba según teníamos planeado 😉 El amor venció al bicho.

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda.

Uy, de esto saben mucho “mis niñas”, mis novias, como yo las llamo… Ha habido de todo este 2021. Mucha determinación tanto para celebrar como para atrasar. Creo que no hay que perder el foco de una boda, que es crear una familia. Para ello, solo hace falta los novios. Ahora bien, entiendo perfectamente, porque lo he vivido con todas ellas, el lío que supone tener que aplazar, que pierdan según que reservas, que pierdan la ilusión… Creo que, a medida que hemos ido aceptando más al bicho, hemos aceptado más nuestras ganas de celeberar que de aplazar.

¿Habéis hecho viaje de novios?

A Tanzania y Seychelles! Una pasada. Organizado por nosotros a través de Soul of Tanzania y de Mowana Travel. Una pasada de safari y de lugar paridísaco como guinda al pastel!

Y, como siempre, os dejamos el listado de proveedores, por si alguno/a necesita tomar alguna idea:

  • Vestido: Diego Estrada
  • Zapatos: Jimmy Choo, Calzados Franjul y alpargatas de MyBoheme
  • Peinado: Gema Ledesma. Grande!
  • Maquillaje: Gemita
  • Peinetas: Laety Design
  • Pendientes: joya familiar. Diamantes y perlas australianas.
  • Alianzas: Daniel García.
  • Traje novio: uniforme de El Corte Militar y chaqué de Bon Vivant
  • Finca: Palacio de Portocarrero
  • Catering: La ermita de la Candelaria. ¡De nuestros mejores aciertos!
  • Flores: Pinsapo
  • DJ: el gran Quike AV que fue otro de los más aplaudidos.
  • Fotografía y video: ¡¡¡Nosotros!!! Mi equipazo de Esif Fotografía.

Además de dar respuesta al cuestionario, Isa también ha querido contarnos su boda más en detalle. ¡Muchas gracias! Estamos seguros que muchos de nuestros lectores y seguidores valoran mucho tus palabras, ya que les demuestra que el amor es siempre más fuerte que cualquier pandemia y está por encima de todo. También nos ha detallado aspectos especiales de su boda, así como información sobre sus proveedores.

El 6 de noviembre me casé con el amor de mi vida. Ver a Kike de uniforme, algo que siempre me dijo que no pasaría, fue para mi muy emocionante“, asegura.

También nos cuenta que uno de sus principales objetivos es disfrutar de varios días de celebración y estar todos juntos cerca en el mismo espacio: “Nuestra boda comenzó desde el viernes día 5 en el Monasterio de San Francisco, en Palma del Río, donde convocamos a todos los invitados para celebrar nuestra preboda. Fue un acierto tremendo. En el Monasterio nos alojamos nosotros, los amigos más cercanos y la familia. Esto fue una de las cosas que más ilusión me hacía: salir de la habitación y que todas las caras fueran conocidas. Fue una auténtica gozada, la verdad”.

Isa también reconoce que “durante mis preparativos estuve muy tranquila: ponerme en manos de Gema Ledesma, para quien solo tengo palabras de cariño, fue un acierto. Optamos por un maquillaje natural pero con el ojo algo marcado, y una coleta con ondas con la que me sentí comodísima durante todo el día. Las peinas de Laety Design fue un regalo de mi amiga Laura: tenían un toque de piedras en verde botella, haciendo un guiño a la Guardia Civil, y fue decisión de la última semana. Mis pendientes son una joya familiar, que siempre me han tenido enamorada“.

Y nos habla en detalle de su “tesoro más preciado”, su espectacular vestido. “Mi auténtica estrella fue mi vestido, diseño de Diego Estrada. Siempre tuve claro que quería un vestido transformable, en dos piezas: un vestido sencillo, atemporal, en caída recta y cuello caja. Buscaba ir extremadamente sencilla y clásica, pero no quería renunciar a una cola, así que Diego confeccionó un chaleco en crepe con cuello alto, algo que me caracteriza mucho. Llevaba un entrelazado de tul en el pecho, porque siempre quise meter una segunda textura, y la espalda era en pico con una terminación en un lazo que le aportaba una dulzura inexplicable al diseño. Pero mi verdadera ­­­ilusión era la espalda: quería un diseño rompedor, diferente y personal. Y así, tras varias pruebas, dimos con mi “estrella” perfecta, con un botón joya en el centro de la misma, para darle un toque de luz en la espalda y en los puños. Me sentí realmente elegante, femenina y sencilla“.

También nos cuenta más sobre su elección de calzado, un aspecto que suele interesar y procupar a muchas novias, ya que hay que integrar diseño con comodidad. “Mis zapatos fueron unos Jimmy Choo regalo de mi hermana Bea, que siempre estuvo conmigo organizando nuestra boda como siempre hace con todas nuestras novias. Unas sandalias en nude, comodísimas, finas y discretas. Mis segundos zapatos, fueron regalo de Franjul, a quienes no les puedo estar más agradecida, porque supieron captar mi idea de zapato elegante que no pasara de moda. Recomiendo a todas las novias que se reúnan con Pedro, porque hace magia“.

Isa también nos narra uno de sus momentos más íntimos y emotivos: su llegada. “A la ceremonia llegué con mi padre en un clásico Citroen 11B, y la entrada fue uno de los momentos más emotivos: además de que ver al fondo a Kike empapado en lágrimas en el altar, delante de la bandera de España que él le regaló a la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción, y a todos los guardias que habían hecho el esfuerzo de vestirse de uniforme en nuestra boda, el coro de la Escolanía de Los Palacios, de quienes me enamoré hace años cubriendo una boda en Córdoba, pusieron la dulzura propia de 25 niños que nos sacaron demasiadas lágrimas durante toda la Misa“.

Tras ella, llegó el impecable pasillo de sables formado por todos los compañeros de Kike y a escasos 10 metros, estaba el Palacio de Portocarrero. “Tenía claro que no quería meter a los invitados en autobuses, por lo que esto fue un puntazo. Allí, nos hicimos nuestra sesión de novios con mi increíble equipo de Esif Fotografía, que siempre, como acostumbramos, nos pusieron todo realmente fácil y lo hicieron muy natural. No hay nada como sentirse en casa y esto es algo que siempre destacan todas nuestras parejas, y ahora puedo decir que realmente es así. Sois familia. Gracias por regalarme los mejores recuerdos de nuestra vida. Nuestra historia contada en imágenes“, agradece.

Entramos al cocktail con unas bengalas de la bandera de España al son de la música de Malacusón, que si ya era la bomba trabajar juntos, tenerles en nuestra boda fue ya algo mágico. No paramos de bailar, hacía un tiempazo increíble y Kike estaba guapísimo con su chaqué de Bon Vivant“, nos cuenta sobre su entrada a la celebración.

Pero si de algo estamos convencidos, es que del éxito de nuestro día tuvo mucho que ver la Ermita de La Candelaria, el catering encabezado por Javier Campos y Mercedes Cabrera; un tándem que se ha convertido en familia, que pusieron detalles de España por todas partes a modo de sorpresa, que supieron empatizar con nosotros y disfrutar de su trabajo poniendo de manifiesto su profesionalidad. Todos los invitados, familia, amigos y staff, sin excepción, os damos las gracias por haber procurado que todo el mundo probara el cocktail y que la comida se sirviera caliente, con tanta calidad. En definitiva, por habernos tratado como a hijos“, afirma Isa.

Sobre la decoración, nos cuenta que “el salón estuvo decorado por Pinsapo, un auténtico crack que me pilló el truco a la perfección. Como estábamos en Palma del Río, quisimos hacer un guiño a los famosos naranjos de la zona, que decoraron la mesa presidencial y algunas mesas sueltas. Uno de los detalles que más ilusión me hacía era poner servilletas personalizadas con nuestras iniciales, obra de Cuca Deco. La presidencial tenía los nombres de cada uno de nosotros, y el resto del salón, con 4 variantes de color, nuestras iniciales “I&K”. Como podréis imaginar, este detalle les encantó a las mujeres de la casa, mi madre y madrina, vestidas por una impecable Miriam Gálvez“.

Si algo llamó la atención de su boda fue la pasión y las ganas de disfrutar de la pareja. “De los momentos más locos que tuvimos fue nuestra entrada al convite: teníamos claro que queríamos montar un festival, así que mi gran Quike AV nos pinchó un remix de Sandstorm que volvió a todo el mundo loco, incluidos nosotros. Y esta locura siguió con la entrega de los ramos: por supuesto, a mis dos mejores amigas, mis hermanas, que son el regalo más bonito que la vida me ha dado y que iban impresionantes vestidas por Jorge de La Rosa, y a mis tres amigas: Luisa, de @paures_mini que nos regaló el cojín y saquito personalizados de los anillos, porque en todo momento estuvo pendiente de mí“, sostiene.

Por último, quiere agradecer a varias personas, indispensables en su vida y también en su boda: “A mi amiga Su, por haberse involucrado tanto en nuestra boda como una hermana más, pendiente de cada detalle y haciéndome uno de los regalos más bonitos: mi ramo de novia, con la bandera de España. Y a mi amiga Laura, que me regaló mis peinas, porque me ha visto pasar épocas duras y siempre ha estado cuidándome y recordándome que una amistad verdadera es para siempre. Nuestra última locura, fue idea de Kike y obra de @bufandea, que nos hizo bufandas del Atlético de Madrid diseñadas por el novio y que ondeamos al finalizar el banquete. La gente estaba entregadísima y es verdad que era algo diferente. Qué le vamos a hacer, la pasión atlética es así… (Hablo más por el novio 😉)

También recuerda como uno de los momentos más mágicos el baile: “Nuestro baile lo abrimos con “Las Cosas Pequeñitas”, nuestra canción con la que titulé la primera foto que me hice con Kike y que subí a mi IG personal (@isa_esif_fotografia). Las grandes aventuras empiezan por pequeñas cosas, y así nos lo cantaron Los Hermanos Dominguez, que pusieron un toque andaluz a nuestra boda. Fuisteis un acierto absoluto. Y si aún no habíamos perdido la cabeza del todo, terminamos de despeinarnos con el mejor DJ con el que se puede contar. Gracias Quike AV por convertir nuestra boda en un festival“.

Y agradece la entrega y esfuerzo de su wedding planner: “Muchas gracias a Anáis de “Dile que sí” por ayudarme a coordinar toda la boda durante el último mes. Fue clave en el día más importante y de una ayuda infinita. Muchas gracias por todo 🙂

Y ya para concluir, Isa quiere acordarse de sus “novias Esif”: A todas “mis niñas”, mis novias Esif, deciros que viví un día mágico en parte a toda la ilusión que me transmitísteis por mensaje antes, durante y después de nuestra boda. Me siento afortunada de aportar mi granito a este sector tan maravilloso que es la fiesta del amor. Gracias por seguir contando con nosotras y por formar parte de la comunidad Esif de la que siempre decimos que somos familia. Queremos seguir haciendo fotografías que cuenten vuestras historias, así que espero que os haya gustado la nuestra. Gracias por estar.”

Desde este blog os deseamos felicidad eterna y que sigáis bailándole con luz a la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.