Cristina y Luis #YaSeHanCasado

Hoy os traigo otra boda porque sé que os encantan estos ejemplos de valentía y amor. Creo que estas celebraciones de 2020 demuestran que es posible seguir apostando por ellas con decisión este año. Siempre con prudencia y responsabilidad, pero sin miedo a hacerlo.  

Cristina y Luis contrajeron matrimonio el pasado 5 de septiembre tras 8 años de relación. Han sido una de esas parejas valientes, que decidieron seguir adelante con sus planes.

Lo hicieron con una ceremonia religiosa en la Basílica Santa María de Alicante y posteriormente con  un almuerzo y fiesta en la Finca Torre Bosch ante sus 140 invitados.

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?

Muchos invitados no pudieron venir (muchos de ellos tenían que venir del extranjero y en la mayoría de países estaba prohibido viajar a España) por lo que la presencia de cada uno de los que sí pudieron pasar ese día con nosotros, fue el mejor de los regalos. Todo el mundo estaba volcado con “la boda del año” ¡Somos unos afortunados por haber podido mantener la fecha que teníamos pensada desde el principio para nuestra boda y fuimos las personas más felices del mundo ese día! Cuando te has pasado tres semanas en vilo con las restricciones y los cambios de normativa, que llegue ese día, puedas ver allí a tu familia y amigos y puedas casarte en una boda como la que querías… ¡es el mejor deseo hecho realidad!

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

¡No cambiaría nada! Hicimos todo lo que se pudo en aquel momento y, por suerte, como decimos para resumir ese día “todo lo que podía salir bien… salió bien”.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización?

Lo peor fue que nos pilló la pandemia justo cuando empezábamos la recta final de los seis meses antes de la boda, que es cuando realmente lo preparas todo, así que tuvimos que dejar muchas cosas en el aire y al final preparar todo corriendo en tres meses. ¡Menos mal que todos los proveedores nos ayudaron muchísimo!

¿Y lo que menos?

¡En realidad todo ha sido muy guay! Cuando estas organizando todo crees que no vas a llegar y que no vas a ser capaz de pensar en todo y al final sale. Para mí, el mejor consejo es organizar todo en pareja, ya que se disfruta el doble.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

Mi vestido era un vestido a medida de María Baraza. Lo diseñamos convertible para tener una gran cola en el momento de la iglesia y poder estar cómoda en el baile. El vestido de abajo era ajustado y con un gran escote en la espalda y para la iglesia lleva una especie de chaleco que era la parte del vestido que llevaba incorporada la capa. El diseño fue totalmente único porque yo quería que la cola saliera desde la cintura, como normalmente ocurre en los vestidos de novia, y no desde los hombros como pasa con las capas… así que María sacó su arte y creo que el diseño más bonito del mundo.

Además quisimos jugar con las texturas para tener las mangas con una tela troquelada, que quedaba muy bonito para el contraste visual y que me iba a venir muy bien para la fecha de la boda (además nosotros nos casamos de día, a las 12:00 porque siempre nos han gustado más las bodas de día que se alargan hasta el infinito). La misma tela de las mangas cubría la espalda y se extendía por una franja a lo largo de la cola.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

La verdad es que tuvimos momentos de dudas cuando vimos que la cuarentena se alargaba y que nos faltaba todo por organizar (mi vestido, el traje de Luis, que era un chaqué a medida que se hizo con el sastre de Scalpers, el menú, las invitaciones, etc.) pero al final Luis me dio ánimos para mantener la fecha y seguir adelante y es la mejor decisión que pudimos tomar. ¡Teníamos claro que lo importante era estar juntos y poder casarnos!

Cuéntanos alguna anécdota de vuestro gran día

Aproveché el momento del baile para hacer el cambio de vestido. Luis estaba tan nervioso que no se dio ni cuenta. ¡Tuve que avisarle al acabar el baile! (risas)

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda?

Les mandaría muchísimo ánimo, de hecho,nosotros conocemos a muchos que la han retrasado! Les diría que cuando llegue el día nos olvidaremos de todo y lo celebraremos al máximo y nada de este tiempo habrá importado! Y será genial porque lo importante es que los novios sean felices y tengan muchas ganas de disfrutar porque eso se transmite a todo el mundo, las circunstancias externas no importan ese día

¿Habéis hecho viaje de novios?

Nos fuimos a Menorca. Nos hizo mucha  gracia recuperar las costumbres de nuestros padres y tener una luna de miel en España, no era lo que teníamos pensado originalmente, ¡pero no la cambiaría por nada del mundo!

También han querido compartir con nosotros los proveedores de su gran día.

A seguir bailándole así a a vida y al amor. ¡Os deseamos que seáis muy felices!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.