Consejos para votos nupciales

Hoy en Una Boda Deseada, vamos a hablaros de los votos.

Los votos son las promesas por parte de los cónyuges con las que se sella el compromiso en la ceremonia de la boda. Representan su voluntad por estar unidos, no solo a través del matrimonio, también en el respeto y el amor, incluso en las circunstancias más adversas.

En las ceremonias religiosas los votos son estas frases, que repiten ambos, aunque dependiendo la ciudad, párroco e Iglesia pueden variar un poco:

“Yo, [nombre], te recibo a ti, [nombre], como esposa [o esposo] y me entrego a ti y prometo serte fiel en la prosperidad y en la adversidad, en la salud y en la enfermedad, y así amarte y respetarte todos los días de mi vida”

En la actualidad y sobre todo en ceremonias civiles, muchas parejas optan por escribir sus propios votos.

Si vais a hacerlo, ¡tomad nota de estos consejos, por si os viene bien alguna idea!

  • Duración: os recomendamos ser breves, con 2 o 3 minutos sería suficiente para evitar aburrir en exceso a los invitados
  • Hazte un esquema previo con las ideas que quieres decir ese día
  • Recomendamos tenerlo interiorizado para evitar que lleves soporte escrito, que lo hace más solemne.
  • Los mensajes y frases que digan tienen que salirte del corazón y así debes transmitirlo
  • Intenta no aprenderte de memoria el texto, para que salga natural, creíble y sea emotivo
  • Puedes hacer promesas de futuro, ya que los votos son precisamente eso
  • Intenta evitar mensajes en código que solo entenderéis vosotros, ya que el público ese día también son los invitados y han de enterarse de lo que estás contando en ese momento
  • Puedes hacer un breve repaso por vuestra relación y todos los momentos vividos juntos (los buenos y los menos buenos)
  • Intenta que haya momentos de todo tipo: más nostálgicos y entrañables y otros más de humor y divertidos
  • Puedes insertar referencias de canciones, películas, aficiones… para que note que es una pieza única y personalizada, no algo genérico.

Y ahora os lanzamos la siguiente pregunta: ¿vais a incluir votos en vuestra boda? ¿qué recordáis de vuestros votos? ¡Os leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.