Ana y Javier #YaSeHanCasado

Ana y Javier son los protagonistas de hoy, de nuestra sección #YaSeHanCasado. Los “conocí” gracias a mi amiga Mónica. ¡Muchas gracias por acercarme a ellos y a su historia!

Tras 15 años juntos (cumplidos el día antes de la boda), se dieron el “sí, quiero” el pasado 1 de mayo en Madrid ante 150 invitados, que no dudaron en perderse el enlace, en el que deseaban estar desde hacía mucho tiempo. La ceremonia de su enlace tuvo lugar en Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y la posterior celebración en el Cortijo de Mónico.

Me gusta mucho mostrar este tipo de historias tan de verdad, personas que se conocieron de niños o adolescentes y llevan toda la vida con su pareja (como también es mi caso), que siguen tan felices y enamorado como el primer día y que, tras muchos años de relación, deciden casarse. Me gusta ver como, a pesar de los tiempos que corren, sigue habiendo excepciones tan maravillosas como esta. Parejas, entre las que me incluyo, en “peligro de extinción”, y que para mí reflejan que el amor de verdad existe.

¡Adelante, Ana y Javier!

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?  

Como el mejor día de nuestra vida. Viviríamos nuestra boda en bucle todos los días. Fue muy divertido y muy emotivo.

¿A qué medidas en materia de movilidad, aforo y barra libre os habéis tenido que acoger?

El tema de movilidad entre comunidades fue lo más complicado. Es cierto que no teníamos a mucha gente de fuera, pero teníamos algunos familiares que eran de fuera de Madrid. En principio, íbamos a ser más de 200 invitados, pero por este motivo al final nos quedamos en 150.

En cuanto a las restricciones del aforo, no tuvimos ningún problema, el Cortijo de Mónico es un espacio muy grande con zonas al aire libre, donde entrábamos todos perfectamente.

La barra libre fue divertidísima. Los invitados tenían que pedir las copas en las mesas y podían bailar en sus mesas. La verdad es que fue muchísimo mejor de lo que esperamos.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Lo haría todo tal cual, aunque nos hubiese gustado que la boda fuese un poquito más larga, ya que a las 22.30 cogíamos los autobuses de vuelta a Madrid.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización? ¿Y lo que menos?

Lo más complicado fue la organización de las mesas. Las restricciones del número de invitados por mesa y las bajas de última hora nos dificultó bastante este tema…
Lo que menos nos costó elegir (a parte de mis zapatos que fueron un regalo de mi hermana), fue la música. Teníamos muy claro el grupo que queríamos que tocase en directo en el cocktail, y también qué canciones especiales utilizar para la entrada al banquete y para el baile de novios.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo

Mi vestido era muy yo. Eso fue lo que dijo todo el mundo. En principio, lo quería sin cola, sin velo, tocado, etc. Mi hermana se reía porque me decía que tenía que parecer una novia, aunque fuese muy sencilla.

Finalmente me convencieron y llevé cola y un tocado. Me hicieron un vestido de dos piezas transformable. El vestido de abajo, en crépe, con el cuello halter, que, para mí, era el único requisito indispensable. Me encanta este tipo de cuello porque me recuerda a los tops que me pongo en verano para salir por ahí. La parte de arriba era un abrigo en gasa con cola y con botones en las mangas. Sara y Gala, de Impúribus, tuvieron mucha paciencia y consiguieron hacer el vestido de mis sueños con muchísimo cariño.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

Ya pospusimos de octubre de 2020 a mayo 2021 y, en cuanto tomamos la decisión de posponer, decidimos que esa sería nuestra fecha definitiva.

El proceso ha sido un poco complicado, con mucha incertidumbre y cada semana cambiando restricciones. Pero, como le digo a Javi, tenemos la suerte de contar con unas familias y unos amigos que nos han contagiado sus ganas y han hecho todo lo posible por hacer que el proceso fuese lo más divertido y bonito del mundo.

Cuéntanos alguna anécdota de vuestro gran día. ¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda.

Podría contar varias, pero una de ellas, fue que el coche que llevaba a mi madre a la Iglesia tuvo que dar mil vueltas por Madrid por una manifestación y llegó después de mi entrada, cuando ya había empezado la misa. A los novios que han decidido posponer, les diría que, pase lo que pase, su boda va a ser la más especial del mundo. Les animo a seguir adelante, para nosotros superó todas nuestras expectativas. ¡Hasta mi abuela dice que fue el mejor día de su vida!

¿Habéis hecho viaje de novios?

Sí, nuestra idea inicial, cuando nos prometimos en junio de 2019, era ir a Japón y Maldivas, pero nos hemos ido a Lanzarote y Fuerteventura y, la verdad, nos ha encantado, ha sido muy especial. Aunque, tenemos clarísimo que el viaje inicial lo haremos en cuento podamos.

También han compartido el nombre y web de sus proveedores, por si os resulta de interés para tomar alguna idea:

Desde este blog, os deseamos felicidad eterna. ¡Mil gracias por compartir con nosotros y nuestros lectores vuestra #BodaDeseada! Seguid derrochando todo ese amor que desprendéis con cada mirada y cada gesto.

2 comentarios en “Ana y Javier #YaSeHanCasado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.