Vestidos invitada boda de noche en invierno

Durante los próximos meses de invierno se esperan muchas bodas.

Desde hace algunos años ya era habitual darse el “sí, quiero” en los meses de diciembre, enero, febrero y marzo a pesar de ser temporada baja. Pero aún se han puesto más de moda por el Covid.

Algunos novios lo han decidido así de forma voluntaria porque creen en la magia y el encanto de estas celebraciones en invierno. En cambio, a otros no les ha quedado más remedio que apostar por estos meses, ya que no había otra disponibilidad de fechas.

Sea como sea, las bodas de invierno son tendencia. Y hoy vengo a hablaros de un tipo de enlace muy concreto y común y que nos encanta. Se trata de las bodas de invierno celebradas de noche en la ciudad, bien sea en un Hotel, en un Casino…

Estas bodas son concebidas como auténticas fiestas de gala, ya que las envuelve el lujo y la sofisticación.

Pero, ¿qué nos podemos poner para este tipo de bodas-fiestas? Hay muchas veces que los novios marcan el dress code, lo que facilita bastante esta tarea a los invitados.

Pero por definición estas celebraciones están marcadas por el propio espacio (su tipología, características…), donde suele primar la distinción y elegancia. ¡Por lo que toca lucir nuestras mejores galas!

Lo mejor de todo: la gran variedad de estilos, diseños y propuestas que tenemos por delante, ya que en este tipo de eventos se permiten todo tipo de tejidos y adornos (plumas, lentejuelas, brillos, terciopelo…).

La gama cromática más utilizada para este tipo de vestidos en mujeres suelen ser los nude, negros, granate, azules y verdes noche. Aunque si eres más atrevida, siempre podrás optar por dar un “toque de color” a la noche.

¿Y los dorados y plateados? También son muy comunes en estas bodas de invierno y de noche en la ciudad. ¡Así que si te gustan y favorecen, aprovecha! Ya que no suelen ser tan habituales en otro tipo de eventos.

Así como para otro tipo de eventos somos fans de los cortes midi, para estas bodas recomendaríamos optar por monos o vestidos largos, ya que resultan más apropiados.

Nuestro consejo siempre: la elegancia de la sobriedad. No tenemos que ponérnoslo todo a la vez ni optar por prendas que no sean de nuestro estilo ni que nos favorezcan.

Hoy os acercamos algunas fotos con vestidos muy diferentes entre sí, pero apropiados para este tipo de actos. ¡Esperamos que os gusten!

Contadnos, ¿os gustan este tipo de bodas? Os leemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.