Pedro y Ana #YaSeHanCasado

Pedro y Ana son nuestros protagonistas de hoy. Llevan 6 años juntos. Se conocen desde el colegio. Fueron a la misma clase desde los 3 a los 18 años. Siempre fueron muy amigos. En su etapa universitaria se reencontraron y comenzaron a salir.

Se casaron el pasado 30 de octubre en la Iglesia de Santa Bárbara (Antiguo Convento de las Salesas Reales) de Madrid y lo celebraron con sus 119 invitados en el Hotel Mandarín Oriental Ritz.

Hoy Día de Reyes nos acercan su historia y nos hacen partícipes de su enlace en #YaSeHanCasado. ¡Comenzamos!

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?

Fue el día más feliz de nuestras vidas, un año antes teníamos muchísimas dudas con la fecha, porque las restricciones y los contagios Covid estaban fatal, pero entonces nos sentamos a hablarlo y decidimos que lo más importante era que esa fue la fecha que habíamos elegido, y que nuestro amor ese día tenía que prevalecer por encima de todo. Sin duda, nos alegramos cada día de haber sido fieles a nuestra decisión, todo el mundo disfrutó muchísimo y lo más importante, nos sentimos muy queridos y acompañados por toda la gente que queremos.

¿A qué medidas en materia de movilidad, aforo y barra libre os habéis tenido que acoger?

En nuestro caso, las cosas estuvieron muy mal hasta un par de semanas antes, que empezaron a levantar restricciones de aforo y de movilidad, la última semana de octubre terminó siendo una de las semanas con menos incidencia de la pandemia, pero, aun así, el cóctel tuvo que celebrarse en mesas sentados, sirviendo individualmente a cada invitado, y el aforo en interior estaba limitado el 75%.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

No, no cambiaríamos ni un minuto de nuestra boda, porque pese a no ser una boda 100% normal, fue nuestro día, y nos sentimos tan queridos, tan arropados y vimos a toda nuestra gente tan feliz por nosotros, que todo lo demás se te olvida, y lo de menos son las mascarillas o las restricciones. Lo más importante es como vives ese día como pareja, como te sientes y lo rápido que se pasa el tiempo cuando estás siendo tan inmensamente feliz.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización? ¿Y lo que menos?

En nuestro caso, lo más tedioso fueron los cambios constantes de aforos, distribución de invitados en mesas, bajas de última hora, gestionar peticiones especiales de algunos invitados o por ejemplo, las dudas sobre si hacer test de antígenos, pedir certificados de vacunación etc.etc. Con respecto a la organización de la boda, lo vives con tanta ilusión y tantas ganas que ese sentimiento le gana siempre a las dificultades que puedan surgir con la organización.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo

Pues el mío sí que fue un sueño hecho realidad, era el vestido con el que había soñado toda mi vida, y además tuve la suerte de que me lo hicieron dos de las personas que más me conocen y me quieren, mi madre y mi tía.  Yo tenía muy claro que quería dos piezas, para poder llevar una gran cola, con una parte muy sobria y elegante para la iglesia, con toques vintage, y algo más cómodo, desenfadado y entallado para la parte de la fiesta y la comida.

Cuando supe que me casaba, cogí papel y lápiz y empecé a dibujar la idea que había en mi cabeza para enseñársela a mi madre y mi tía, que me entendieron a la perfección y supieron darle forma e incluso mejorar mi idea inicial. Al final, creamos un vestido en crepe de seda entallado, con hombreras, comodísimo que combiné con una diadema joya para la parte de la fiesta y un abrigo de la misma tela del vestido con una gran cola, vaporoso, y con botones en plata con cristales de bohemia que le daban el toque joya. También me diseñaron e hicieron el velo en gasa de seda con una puntilla antigua y 4 metros de largo.

Se adaptó perfectamente a lo que yo quería, tener dos looks nupciales sin tener que cambiarme de vestido, darle el toque de boda de otoño que tanto me gustaba sin la obligación de sentirme incómoda con la cola para poder bailar toda la noche.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

Pasas tus momentos de indecisión y de miedo, principalmente porque a la boda asistían personas inmunodeprimidas, personas mayores o niños muy pequeñitos que suponían grupos de riesgo y a los que no queríamos exponer innecesariamente.  Pero nosotros tomamos la decisión de que ese era nuestro día y que lo más importante era avanzar como pareja, celebrar nuestro amor y disfrutar de las circunstancias con lo que tenemos en la actualidad, porque tampoco tenemos la certeza de que esto vaya a cambiar a corto plazo.

¿Qué les dirías a todas aquellos novios que han optado por aplazar su boda?

Les diría que respeto totalmente su decisión, el día de tu boda es para disfrutar por completo y si hay algo que te lo va a impedir, y ellos consideran que es la opción más acertada, nadie es quien para cuestionar una decisión tan personal. Nosotros decidimos continuar con nuestra boda, pese a que hubo personas que lo consideraron una irresponsabilidad, las críticas poco constructivas son las que no deberían nunca verterse sobre personas que están tomando decisiones en torno a un día tan importante como es el día de su boda. Nosotros disfrutamos tanto que el día siguiente los invitados nos escribían diciéndonos que tenían agujetas de bailar, y que hacía tiempo que no disfrutaban tanto, ese es el mejor regalo que te llevas de un día tan importante que en nuestro caso, no cambiaríamos por nada.

¿Habéis hecho viaje de novios?

Sí, lo organizamos con @barbaracortestravel y por nuestra parte, tengo que decir que ha sido un acierto seguro. Fuimos a Costa Rica y Panamá, siguiendo las recomendaciones de Bárbara y ha sido una fantasía de viaje, somos apasionados de la naturaleza y los animales, y haber estado 3 semanas en la selva disfrutando de la fauna, la flora y la gente de Costa Rica ha sido todo un regalo. Nos vino genial para desconectar de todo y conectar el uno con el otro.

Nuestro viaje inicial había sido Nueva Zelanda y Polinesia Francesa, pero con las restricciones Covid, tuvimos que asumir que sería imposible y adaptarnos una vez más a las circunstancias, al final, nos alegramos, gracias a ello hemos podido conocer dos países que nos han enamorado y de los que nos hemos traído un trocito en el corazón.

También han compartido con nosotros a los proveedores de su boda. ¡Así que podéis tomar nota, si os interesa alguno!

  • Vestido:  Soeurs atelier @soeurs.atelier
  • Zapatos: @flordeasoka, regalo de mi prima @mariaarpe
  • Peinado: @marietahairstyle
  • Maquillaje: @mrborbollaysern
  • Pendientes: Joya familiar, regalo de mi primo @ismael_arpe
  • Bata y camisón: @brokenbasicsbcn, regalo de mi amiga @mpololara
  • Vestido madrina: @alpoydel
  • Alianzas: @joyeriasuarez
  • Traje novio: @scalperscompany
  • Finca: @mo_ritzmadrid
  • Catering: @qiqedacosta
  • Flores: @brumalis
  • Fotografía: @click10fotografia
  • Vídeo: @click10fotografia
  • Lugar de salida de la novia: @thewestinpalacemadrid
  • Coche de novios: @clasicosdelujo
  • Regalos invitados: chicas : @jomalonelondon chicos: @happysocks
  • Fotomatón: @funpic.fotomaton

Desde aquí os deseamos felicidad eterna y os agradecemos una vez más que nos hayáis dejado “entrar” en el día más feliz de vuestra vida.

También queremos seguir animando a todas esas parejas que se han casado hace unos meses, a que compartan con nosotros su boda. ¡Estamos deseando ser testigos de vuestro enlace! Todos los novios que participan en #YaSeHanCasado coinciden en lo bonito que es revivir de nuevo su boda. Así que… os esperamos.

Un abrazo a todos y feliz día de Reyes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.