Consejos para elegir el catering de tu boda

Muchas novias me habéis escrito por Instagram para preguntarme sobre este tema, así que aquí estamos. Siempre dispuestos a escuchar vuestras preguntas y a intentar ayudaros y daros soluciones.

En primer lugar, comentar que los hoteles disponen de sus catering o proveedores propios, pero hay multitud de fincas y espacios para eventos de diferente tipo en los que vosotros os tenéis que ocupar de la contratación y gestión del catering. Una tarea que no siempre os resulta sencilla, debido a la gran oferta.

En nuestro caso, no tuvimos que preocuparnos de este tema, ya que en la Finca La Estación trabajaban con el catering Artigot de forma exclusiva. La verdad que nos encantó todo: su cóctel, el menú, el servicio… Sin duda, les volveríamos a escoger.

Para los que si que os tenéis que encargar de esta tarea, hoy os acercamos algunos consejos que creemos que son de utilidad en este caso:

  1. Elaborad un presupuesto: esta tarea previa siempre es necesaria y muy útil para haceros una composición de lugar inicial. Aunque bien es cierto que ese presupuesto se irá ampliando si incorporáis nuevas referencias, si sumáis más invitados, si requerís de otros servicios… Pero siempre es de utilidad saber de qué cifra se parte.  
  2. Pedid consejo a otros proveedores: los proveedores del sector nupcial (como vuestro fotógrafo o florista entre otros) por su trabajo y experiencia conocen a muchos otros proveedores de otras temáticas y sectores que os pueden recomendar sin problema. Y es que a través de sus clientes y otras vías saben a la perfección cuáles son las apuestas ganadoras, por lo que, si tenéis confianza con ellos, podrán daros recomendaciones basadas en su conocimiento, así como en la experiencia de otros novios. Y es que en este caso “el boca a boca” es muy importante.
  3. Valorad diferentes opciones y comparad bien presupuestos: hoy en día existe una gran oferta, por lo que se hace necesario valorar distintas alternativas y revisar bien todo lo que incluye para poder comparar con criterio y sobre opciones similares, que incluyan las mismas partidas.
  4. El número de invitados influye en todo lo demás: hay caterings especializados en eventos más reducidos y limitados y otros más orientados a bodas y eventos grandes, donde el número de invitados es mayor. Por ello, resulta fundamental elegir uno que se adapte a vuestras necesidades y presupuesto, pero también a este factor, ya que es importante para garantizar que están preparados para ofrecer un buen servicio.
  5. Preguntad si otros servicios y elementos están incluidos: un punto importante es dejar muy claro aquello que os entra incluido y aquello que no en los servicios de catering. Hay algunos que ofrecen solo lo que es la comida como tal y no incluyen en menaje (mantelería, cubiertos…) ni otros elementos como mesas, sillas y decoración, aunque la mayoría si lo hacen. Pero es fundamental preguntarlo para evitar luego sorpresas.
  6. Tened en cuenta la calidad de la atención al cliente: la calidad y precio del menú es importante, pero no hay que olvidar otros aspectos, como que den una buena atención a los novios e invitados en todo momento. Porque los detalles importan y nuestros invitados no solo tienen que llevarse un buen sabor de boca con la comida, sino con el trato recibido por parte del personal.
  7. Preguntar si ofertan aquellos productos que os interesan: si queréis sorprender a vuestros invitados con algún plato o receta concreto (que os represente, que sea de vuestra tierra y queréis hacer un guiño), preguntad al catering si os le podrían preparar ese día. En caso de que no lo hicieran, planteadles si podéis añadirlo por vuestra cuenta de alguna otra forma. Pero nuestro consejo sería que lo intentarais, ya que la mayoría de proveedores dan facilidades y se buscan la vida para intentar conseguir aquello que deseáis sin problema y siempre es más cómodo para vosotros que lo gestionen ellos directamente.
  8. Opciones para todos los gustos: nuestro consejo sería optar por un catering que por supuesto de respuesta a las necesidades de diferentes perfiles (veganos, vegetarianos, niños…). Pero que además combine un poco platos y recetas más tradicionales que siempre gustan a todos, con otras más innovadoras y actuales, ya que hay personas a las que les gusta siempre probar cosas nuevas y lo valorarán de forma muy positiva. Por lo que nuestra recomendación sería ese equilibrio entre los dos tipos de cocina, aunque siempre evitando riesgos con el menú.

Contadnos, ¿os ha costado decidir el tema catering? ¿lo teníais claro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.