Baile nupcial, ¿con mi padre o mi marido?

La semana pasada me escribisteis por Instagram para preguntarme por el baile nupcial, ya que a muchas se os presentaban dudas a la hora de hacer ese primer baile con vuestro ya marido o con vuestro padre. Y si hay algo que nos gusta es escuchar a nuestros seguidores y lectores y resolver sus dudas e inquietudes. Así que, ¡vamos a ello!

Hoy en día no hay evidentemente ninguna norma escrita al respecto, y se puede hacer como se prefiera. Depende de muchos factores: vuestros gustos, la idea que tengáis, vuestras costumbres y tradiciones, procedencia, etc.

Según el protocolo, los recién casados son los encargados de abrir el baile. Tras ellos, la novia baila con el padrino –que suele ser su padre o cualquier otro familiar o amigo muy cercano–, mientras el hombre protagonista del gran día lo hace con su madre –o con otra persona íntima–, que luce orgullosa ese fantástico vestido de madrina. A continuación, y en caso de que los padrinos difieran de los habituales, la novia baila con su padre y el novio con su madre. Por último, la novia baila con el suegro y el novio con la suegra, mientras los padrinos bailan entre ellos. El objetivo es que salgan a la pista todos los integrantes de la mesa presidencial.

Pero actualmente se ven indistintamente ambos tipos de modalidades (todas ellas igual de válidas y especiales): tanto la apertura del baile por parte de los novios como el de la novia bailando primero con su padre para después hacerlo con su ya marido.

Sea como sea, aquí podéis analizar los “pros” de cada una de las dos tipologías, para que podáis escoger la que más os guste. Personalmente, nos quedamos con la primera fórmula (la de bailar los novios, ya que ambos son los protagonistas de esta jornada) y así lo hicimos en nuestra #BodaDeseada.

Abrir el baile con vuestro marido

  • Ambos debéis desempeñar el papel principal de la boda, por lo que es la forma más equitativa de tener ambos vuestro momento en el baile en igualdad de condiciones
  • Es vuestra primera toma de contacto con la pista en esta jornada, por lo que os enfrentaréis juntos a un momento mágico, que no olvidaréis nunca. ¡Y así constará en las fotos y vídeos!
  • A lo largo de la fiesta tendrás más ocasiones de bailar con tu padre y otros invitados, pero el primer baile es el más esperado y deseado, ese que los presentes están esperando, por lo que sería ideal que fuerais vosotros –marido y mujer- los que lo protagonicéis, bien improvisando, o bien con una pieza algo más preparada ¡como queráis!

Abrir el baile con vuestro padre

  • Le concedes a tu padre un papel protagonista
  • Muchas novias más clásicas y tradicionales optan por esta modalidad, en la que el “padre” entrega después de este baile a su hija a su marido
  • Si le gusta bailar, es una excelente oportunidad para que se luzca y disfrute de un momento único
  • Se crea un ambiente muy especial y emotivo en la pista con el combo padre-hija, que hará las delicias de todos los presentes
  • Echaréis la vista atrás y regresar a tus momentos de infancia a su lado si elegís una canción que os represente y os recuerde vuestra relación. ¡Es tiempo de nostalgia!
  • Habrá dos piezas importantes: la que bailas con tu padre y luego la que bailas con tu marido, por lo que el tiempo de baile será mayor, a no ser que optes por hacerlo todo con la misma canción (algo que también es posible y se hace mucho)

Y vosotras, ¿lo tenéis claro? ¿con quién bailasteis o bailaréis ese día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.