Ana y Sergio #YaSeHanCasado

Ana es de Zaragoza. Sergio, de Santander. Viven en Madrid. Llevan 12 años de relación. Se conocieron en Zaragoza, hace 14 años en las fiestas de “El Pilar”.

El pasado 20 de noviembre, tras posponer la boda 3 veces por la pandemia, pudieron por fin darse el esperado “sí, quiero”. Lo hicieron en la iglesia de La Manteria y lo celebraron en Villa Santa Ana ante 250 invitados. Familiares y amigos que fueron testigo de su bonita unión.

¡Os dejamos con su testimonio!

¿Cómo conociste el blog? Por el perfil de Instagram.

Habéis sido una de las parejas valientes que han seguido adelante con la boda ¿Cómo recuerdas ese día?  Recuerdo ese día y lloro de felicidad. Sergio y yo llevamos juntos toda la vida (12 años). Nuestra boda siempre fue muy esperada por todos nuestros amigos y familiares, que conocen nuestra historia. Además, por culpa de la pandemia tuvimos que posponerla 3 veces, es decir, nos casamos a la cuarta. Jamás he visto a la gente tan feliz y pasándoselo tan bien. Fue absolutamente increíble.

¿A qué medidas en materia de movilidad, aforo y barra libre os habéis tenido que acoger? Al final a ninguna, pero tras tener que posponerla 3 veces. Nosotros siempre tuvimos claro que queríamos celebrarlo por todo lo alto y hasta que no nos lo permitieron, no la hicimos. Por supuesto que lo más importante de ese día somos nosotros y el amor que nos ha llevado hasta ahí, pero eso ya lo demostramos cada día desde hace más de 12 años, por eso ese día queríamos regalarle a nuestra gente más cercana, uno de los días más divertidos e increíbles de sus vidas. Como he dicho antes, cuando recuerdo ese día y veo las fotos que reflejan lo increíble que fue todo, no puedo evitar llorar de felicidad.

¿Cambiarías alguna cosa o lo harías todo tal cual?

Si hablamos de cosas que estén en mi mano cambiar, no cambiaría absolutamente nada.

¿Qué fue lo más tedioso del proceso de preparación y organización? ¿Y lo que menos?

Sin duda toda la incertidumbre, el tener que posponer y posponer sin saber cuándo podríamos celebrar la boda.

El sueño de toda novia es su vestido. Háblanos del tuyo.

Detrás de mi vestido hay una larga historia, ya que me casé finalmente un 20 de noviembre en Zaragoza (época en la que ya hace frío) cuando las anteriores fechas eran: 20 de Junio, 8 de Mayo y 3 de Julio (épocas de bastante calor en Zaragoza).

Por lo tanto, mi vestido final nada ha tenido que ver con lo que iba a ser al principio, pero, sin duda, mil veces mejor. Yo siempre me había fijado en las bodas de invierno y lo bonitos que son los vestidos. Me flipan los chalecos, de siempre, en invierno es una prenda que me caracteriza un montón. Hace dos años vi una novia en Instagram con chaleco (en esa época todavía no se veían apenas) y me alucinó. Siempre me imaginé con uno en mi boda, pero, por la época del año en la que me casaba, no sólo no iba a poder llevarlo, sino que mi vestido iba a ser todo lo contrario a un vestido de invierno. Finalmente, conforme íbamos posponiendo fechas, surgió el 20 de noviembre y María Baraza me hizo el increíble chaleco que lucí finalmente. Finalmente quedó todo espectacular (para mi gusto). Al vestido y chaleco se le sumaba una mantilla de seda hecha a mano, que me alucinó desde el principio. Le daba ese toque clásico que me encanta.

Habéis sido una de las parejas valientes, que ha decidido seguir adelante con el enlace a pesar de la situación. ¿Cómo habéis vivido el proceso? ¿Os costó mucho tomar la decisión?

Nos prometimos en agosto de 2019 y nos casábamos el 20 de Junio de 2020. Finalmente, nos casamos un año y pico después, tras posponer 3 veces la boda. Sin duda, el proceso cuando empezó la pandemia no fue nada fácil.

A mí siempre me había hecho muchísima ilusión casarme, por lo tanto, cuando me prometí, me puse a organizarlo todo con muchísima ilusión. Cuando empezó la pandemia, teníamos prácticamente todo organizado y, el día en el que decidimos que teníamos que posponerla hasta 2021, no fue nada fácil.

Sin embargo, al final hay que ver el lado positivo de las cosas y a día de hoy, estamos felices de habernos casado en noviembre, ya que pudimos hacer la boda que siempre habíamos querido.

¿Qué les dirías a todos aquellos novios que han optado por aplazar su boda?

Que si es la decisión que han elegido, es la correcta, seguro. Al final el día llega y se disfruta con más ganas aun si cabe. Hemos pasado una época de mucha incertidumbre y no hay decisiones buenas ni malas. Cada pareja tiene que hacer lo que realmente siente.

Cuéntanos cómo viviste estos momentos de la boda:

Tus preparativos:  ese momento lo disfruté muchísimo. Pensaba que iba a estar atacada y todo lo contrario. Surgieron varios imprevistos y ni eso pudo conmigo. Fue divertidísimo.

Tu llegada a la ceremonia y encuentro con tu pareja: uno de los momentos más emotivos de mi vida. En el momento de entrar, temblaba de nervios y cuando me encontré con mi ya marido, no podía parar de llorar de felicidad.

La salida de la ceremonia como marido y mujer: Uno de los mejores momentos de mi vida, no cabía en mi de la felicidad.

¿Qué detalles tuvisteis con vuestros invitados?: A los chicos les regalamos a cada uno unos calcetines llamativos con dibujos que, a día de hoy, aún siguen escribiéndonos diciéndonos lo mucho que les gusto. A las chicas les regalamos una bolsita de rafia en la que dentro venía una máscara de pestañas y un labial para que pudieran retocarse durante la boda. También dimos converses a las mujeres para que pudieran quitarse los tacones.A mis amigas de siempre de Zaragoza les hice una acuarela con una foto de mi despedida de soltera (quedó increíble) y a unas muy buenas amigas de Madrid les hice una ilustración a cada una con una foto nuestra.

Momento ramo de la novia:  Este fue sin duda un MOMENTAZO. La gente ya estaba animadísima y nosotros aún más. Parecía que ya estábamos en el baile, saltando, bailando y disfrutando muchísimo.

Baile nupcial: Fue un momento muy emotivo.

¿Habéis hecho viaje de novios? ¿Dónde, cómo ha sido?

Finalmente fuimos a hacer un safari por Tanzania y a Zanzíbar. Nuestra luna de miel inicial (ya cogida y todo) era por Japón y Maldivas, pero cuando nos casamos, Japón seguía cerrado y no pudimos hacerlo. No obstante, fue un viaje alucinante y totalmente recomendado.

También nos han dado los nombres de sus proveedores, por si a algún lector del blog les resulta de interés.

  • Vestido: Maria Baraza
  • Zapatos: DiDom
  • Peinado: Rebeca San Juan
  • Maquillaje: Rebeca San Juan
  • Peinetas:
  • Pendientes: Eran una joya familiar, tienen al menos 4 generaciones.
  • Alianzas: Suarez
  • Traje novio: Era un chaqué familiar súper especial que le rehicieron a su medida.
  • Finca: Villa Santa Ana
  • Catering: Maher Catering
  • Flores: Floristería Luna d’Herreiz
  • Fotografía: Fotocracia
  • Vídeo: Mr.Magu
  • Grupo Coctel: Los Fesser
  • Dj: Diego Aguas
  • Música de la iglesia: Cantabile

¡Muchas gracias por formar parte del blog Una Boda Deseada! Y desde aquí seguimos animando a otras parejas para que participen en esta sección, que tanto gusta a nuestros lectores, y en la que tanta ilusión hace verse, tanto a novios, como a sus familiares y amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.