Ideas para una boda de verano

Hoy, desde el blog Una Boda Deseada, hacemos una lista de consejos e ideas para las bodas de verano, que este año, por fin, serán muchas, gracias a la finalización del estado de Alarma, la mejora en los contagios y la proliferación de gente vacunada para entonces. ¡Allá vamos!

Para los invitados…

Abanicos para los invitados: se pueden colocar en los bancos para la ceremonia y también en la mesa del almuerzo o cena. Nuestro consejo es que los repartáis lo antes posible, para que los invitados cuenten con ellos desde el principio. ¡Lo agradecerán!

Zonas de agua, refrescos o zumos para los invitados: es importante garantizar que nuestros invitados estén hidratados en todo momento. Sobre todo, durante las ceremonias de verano, en la que las temperaturas son elevadas. Una buena idea es instalar zonas en las que puedan tomar algo fresco en cualquier momento, tanto cerca de la Iglesia como en el espacio de la celebración.

Garantizad una buena temperatura: es evidente que no podremos controlar los grados que hará ese día (¡qué más quisiéramos!), pero sí que está en nuestra mano evitar una exposición alta al sol ese día. Por eso, si vuestra ceremonia es, sobre todo, de mañana y al aire libre, recomendamos buscar zonas de sombra para vuestros invitados. En el espacio donde realicéis el almuerzo o cena ya se encargarán de garantizar una buena temperatura, regulando el aire acondicionado (si hubiese) o con el mecanismo del que dispongan (ventiladores, etc). Son profesionales, que ya habrán gestionado más eventos de este tipo, por lo que estaréis en buenas manos, aunque nunca está de más indicarles vuestras necesidades y preferencias para que las puedan tener en cuenta.

Kit para el baño: en las bodas de verano se hace más necesario (si cabe) contar con un kit completo en caso de emergencia. En él, estaría bien insertar productos para la higiene y que sean refrescantes, como desodorante (siempre de spray, para que sea más higiénico), perfumes, toallitas, etc. En las bodas del Covid, es preferible optar por muestras individuales, para evitar riesgos.

Escoged un menú “fresco” y ligero: muchos invitados en las bodas de verano agradecen propuestas más frescas en el menú. Tanto en el cóctel, donde podéis ofrecer gazpacho, salmorejo, entre otros, como en el postre. Hay muchas recetas pensadas para terminar con un buen sabor de boca, pero que resultan más ligeras, desde helados, sorbetes…

Brochetas de fruta en el “Candy Bar”: además de los dulces tradicionales que suelen formar parte de este stand (caramelos, chucherías, muffings…), os animamos a incluir otras opciones, muy apropiadas para las bodas del periodo estival. Un buen momento para optar por brochetas de fruta. ¡Seguro que a vuestros invitados les encantan!

Para la novia…

Opta por un vestido “fresquito”: se recomiendan los tejidos finos, ligeros y vaporosos (gasa, tul…) para evitar que pases mucho calor y sudes por todos los poros de tu piel más de la cuenta ese día.

Maquillaje waterproof: las maquilladoras y estilistas suelen utilizar este tipo de productos siempre para novias, ya que además de para el sudor, resultan necesarios por si nos invade la emoción y viene cargada de lágrimas ese día (como suele ser normal). Pero nunca está de más recordárselo para que lo tengan en cuenta, no solo en la máscara de pestañas y eyeliner, sino también para la base de maquillaje.

Flores de temporada: tanto para tu ramo, como para la Iglesia y el resto de decoración. Tendrás más variedad y mejor precio.

¡Hecho este repaso, cuéntanos tú sobre tu boda de verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.