Consejos para elegir el diseñador de tu vestido de novia

Muchas de las novias que seguís el blog UNA BODA DESEADA nos escribís para decirnos que vais a optar por un vestido de novia diseñado por vosotras mismas y nos pedís ideas y consejos.

El post de hoy no va a estar tan centrado en consejos sobre el tipo de estilo de vestido (eso podéis encontrarlo en nuestra entrada del pasado lunes) sino que os vamos a brindar algunos tips que nos parecen interesantes sobre una tarea que creemos que es fundamental. Y es saber elegir y seleccionar bien a la persona a la que vais a confiar el diseño y confección del vestido más importante de vuestra vida, vuestro vestido de novia.

  • Imprescindible: salvo que lo conozcas personalmente y sepas mucho de él o ella (estilo, cómo trabaja, tipo de diseños, operativa, etc) recomendamos siempre que acudas a varios talleres o ateliers, antes de seleccionar uno.
  • Fundamental: tener una entrevista presencial en la que charléis, os conozcáis, os pongáis cara y te pregunte acerca de ti, gustos, estilo, personalidad. Esta charla le resultará muy útil para saber cómo eres y que esperas de él y del tipo de vestido.
  • Crucial: elegir un diseñador con el que tengas feeling desde el primer momento y haya sintonía. Durante los próximos meses va a formar parte de tu vida, por lo que es crucial que te entiendas bien con él y que te caiga bien. Piensa que diseñadores buenos, con técnica, experiencia y profesionalidad hay muchos, pero la parte humana en este proceso es fundamental.
  • Recomendable: a estas primeras citas con varios diseñadores recomendamos que vayáis vosotras solas (sin vuestra madre, hermana, tía, prima o amiga) ya que es un momento muy íntimo, para que conozcáis de primera mano y en solitario a la persona que os va a hacer vuestro vestido. Al ir solas, seréis más sinceras y hablaréis con más naturalidad, lo que permitirá al diseñador conoceros más, sin los filtros que muchas veces se tienen al ir con alguien, por mucha confianza que le tengáis. Este primer momento es solo vuestro.
  • Necesario: cuando tengáis claro qué diseñador es el elegido y empecéis a configurar el vestido, os animo a que además de elegirlo y diseñarlo sobre el papel, le pidáis (si es que no lo hacen) probaros modelos de vestidos para ver formas, cortes, cómo se adaptan a vuestro cuerpo… esto es muy necesario para que vayáis configurando la prenda desde las bases, yendo más a “tiro hecho”, aunque luego se vaya reconduciendo y adaptando. Pero el verlo desde el principio “sobre el cuerpo” os ayudará mucho a vosotras y a él o ella.
  • Importante: tenéis que elegir vosotras lo que os gusta y lo que no para sentar las bases del vestido, pero nuestro consejo es que también os dejéis asesorar y guiar por el diseñador y su equipo, ya que son expertos en la materia y tienen un gran gusto, conocen muy bien el cuerpo de la mujer, tienen gran experiencia y sus recomendaciones resultan muy valiosas. Ellos también quieren conseguir un vestido 10, que poder mostrar como propio, por lo que están también interesados en que sea un éxito y te quede como un guante ese día.
  • Vital: aconsejamos no guiarse tanto por las modas concretas de lo que se lleve ese año, sino por aquello que mejor te siente, se ajuste a ti, a la forma de tu cuerpo, gustos y al estilo del enlace. De nada sirve ir a la moda, tomar las últimas tendencias, sino te favorecen ni sientan bien.

¿Qué os parecen nuestros consejos? Esperamos que os sirvan de ayuda.

Yo, personalmente, tuve mucha suerte en la selección de las dos diseñadoras de mis vestidos de novia. En primer lugar, para el primero, acudí a Raquel Ferreiro, con quien tuve gran sintonía desde el primer momento, y fue muy fácil el proceso. Para el segundo vestido, me puse en las manos de Petra y Mariló de Dearroyo Atelier. quienes plasmaron en ella todo su estilo, gusto y profesionalidad.

Mi primer vestido, creado por Raquel Ferreiro
Mi segundo vestidos, creado por De Arroyo Atelier.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.